| 

Sustentabilidad

Venta de plazas y negocio de 500 mdp por distribución de medicamentos en Sedesa. PGJ y Contraloría ya investigan



Ciudad de México.-Durante la pasada administración, en la Secretaría de Salud capitalina se hicieron negocios por alrededor de 500 millones de pesos para contratar servicios de distribución de medicamentos, reveló la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum.



Además expuso, se permitió que la dirigencia sindical encabezada por Héctor Carreón Garcés interviniera de forma indebida con la operación de hospitales y centros de salud, al realizar la venta indebida de plazas laborales y determinar los horarios de médicos y enfermeras.



La mandataria reveló que por lo anterior se inició una investigación ante la Procuraduría de Justicia y la Contraloría capitalina contra Héctor Carreón, tanto por el tema de medicamentos como por la venta de plazas laborales.



“Sí hay investigación, en la Contraloría y en la Procuraduría por dos temas, uno es de los medicamentos y otro sumamente grave que es la venta de plazas. Hay una investigación en la Procuraduría contra el líder sindical por la venta de plazas y se inició porque llegaron a la audiencia pública algunas personas, para informar que les estaban vendiendo plazas, incluso personas que había comprado plazas y no les habían cumplido”, detalló la jefa de gobierno.



Sobre la distribución de medicamentos, dijo que para acabar con el negocio de 500 millones de pesos su administración decidió dejar de terciarizar el servicio y ahora es la propia dependencia a cargo de Oliva López la que realiza esa distribución, con la compra de vehículos, el uso de bodegas propias y una logística de abasto distinta tanto para hospitales como para centros de salud.



Aceptó un problema de desabasto en centros de salud y el retraso en una licitación, pero agregó que la mayor parte de las licitaciones se hacen vinculadas con la Secretaría de Salud federal, sobre todo cuando se trata de medicamentos especiales.



Sheinbaum habló así durante una conferencia de prensa donde se le preguntó sobre las protestas que se han intensificado en hospitales y centros de salud, por parte de trabajadores que acusan el desabasto de medicinas e insumos.



“Se ha hecho un trabajo muy importante para que el sindicato, particularmente algunas secciones que tienen que ver con la Secretaría de Salud, dejaran de controlar la operación de los hospitales. Eran los líderes sindicales de los propios hospitales quienes determinaban los horarios de los médicos, de las enfermeras y lo que ha estado haciendo la secretaria Oliva es que sea el propio hospital, la propia Secretaría de Salud, la que controle la operación de los hospitales”, subrayó la mandataria.



Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad