| 
Instituto Electoral de la Ciudad de México

Sustentabilidad

Sin debate, Morena aplica mayoría para aprobar en comisiones Ley de Planeación



Ciudad de México.-La bancada de Morena en el Congreso capitalino utilizó su mayoría para desechar en menos de hora y media un proyecto de dictamen de Ley de Planeación elaborado por la oposición, y avalar un documento que la legisladora Guadalupe Chavira difundió hace dos días.



Con 18 votos a favor y seis en contra, las comisiones unidas de Administración Pública y de Planeación aprobaron en lo general el dictamen que el pasado lunes a las 16:00 horas distribuyó la diputada Chavira, donde se establece que el futuro Instituto de Planeación será un organismo público descentralizado, con autonomía técnica y de gestión, dotado de personalidad jurídica y patrimonio propio.



Además, se señala que el director de dicho Instituto deberá poseer título profesional con antigüedad mínima de cinco años y, aunque se argumenta que debe ser experto en planeación del desarrollo, podrá ser físico-matemáticas, ingeniero, ambientalista o con estudios de ciencias sociales y humanidades.



Otra condición es que ese funcionario debe tener experiencia probada en el sector público en funciones directivas, preferentemente.



El perfil y los requisitos para quien ocupe ese cargo generaron de inmediato sospechas entre legisladores de oposición e integrantes de organizaciones sociales, pues Pablo Benlliure, actual director de Planeación de la Seduvi, podría ser el titular de ese estratégico Instituto de Planeación.



Sin embargo, comenzó a surgir otro nombre, el de Patricio Carezzana Barreto, actual director general de Política e Innovación Social de la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social (Sibiso) del gobierno de la Ciudad.



Los nombres salieron a relucir luego de que en la reunión de comisiones unidas el diputado del PRD, Víctor Hugo Lobo, acusó la injerencia de personajes de ascendencia extranjera en la construcción del proyecto de dictamen que presentó Guadalupe Chavira. El perredista habló de un argentino, un venezolano y otro “que se sentía dueño del mundo”.



La versión tomó aún más fuerza, pues organizaciones sociales dieron a conocer que el pasado 28 de octubre, en la Escuela de Medicina de la UNAM, Benlliure y Carezzana encabezaron un Taller de Planeación Prospectiva, con miras a elaborar el Plan General de Desarrollo de la Ciudad.



Víctor Hugo Lobo habló cuando se iba a realizar la discusión en lo particular de las reservas que presentarían los diputados Paula Soto, Valentina Batres, Circe Camacho, Maricela Zúñiga y Miguel Ángel Salazar, pero ese debate ya no tuvo lugar.



El perredista siguió el ejemplo de los panistas Federico Döring, Gabriela Salido y Margarita Saldaña, quienes se retiraron del salón “Heberto Castillo” del recinto legislativo, donde se llevaba a cabo la reunión.



La oposición se retiró al acusar que esta reunión de comisiones era una simulación. Lamentaron que en el dictamen de Chavira, recién aprobado en lo general, se mutilara la participación ciudadana en el proceso para definir las políticas públicas sobre la planeación y el desarrollo urbano de la capital del país.



Döring anunció que mañana, cuando el dictamen se someta a discusión del Pleno del Congreso local para su ratificación, él presentará un voto particular.



En el salón “Heberto Castillo” quedaron sólo diputados de Morena, quienes decidieron que todas las reservas se llevarán al Pleno y así, con 17 votos a favor y uno en contra, aprobaron también en lo particular el dictamen.

Debate, de un solo lado



La reunión de las comisiones unidas inició a las 14:55 horas. Apenas comenzó, Federico Döring hizo una presentación de su proyecto de dictamen que la mayoría de legisladores de Morena desechó.



Vino el turno del proyecto de dictamen elaborado por Guadalupe Chavira, que recibió las críticas de los legisladores de oposición.



Miguel Ángel Salazar, del PRI, acusó que el documento estaba lleno de conceptos generales que incluso violaban la Constitución capitalina.



Los panistas Gabriela Salido y Federico Döring criticaron que en el artículo 51 se pretende la aprobación, por afirmativa ficta, del Plan General de Desarrollo Urbano y de los programas de ordenamiento territorial de las alcaldías, si en los seis meses posteriores a su remisión el Congreso capitalino no resuelve respecto a ambos documentos.



Döring también señaló que en el artículo séptimo transitorio se establece como plazo el 1 de enero de 2020 para instalar el Instituto de Planeación.



El legislador panista cuestionó a Chavira cómo logrará en tan poco tiempo hacer los nombramientos de 38 cargos vinculados a ese Instituto.



La diputada de Morena no respondió a ninguno de estas preguntas específicas. Lamentó que prevaleciera un sentimiento de que su proyecto de dictamen se mandó hacer pocos minutos antes.



Dijo que su proyecto de dictamen fue el resultado de una lluvia de ideas y de muchas conversaciones con Döring que se dieron desde hace meses. Aseguró que fue un ejercicio abierto, donde se retomaron opiniones ciudadanas de un foro que se realizó en agosto pasado; así planteó avanzar en la votación, en lo general y lo particular, lo cual ocurrió.



Etiquetas Noticias

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad

Facebook
Twitter
WhatsApp