| 

Sustentabilidad

Protestan empresas de motopatines y bicicletas. Contraprestación se definirá mediante algoritmo



Ciudad de México.-Luego de una protesta encabezada por representantes de empresas de bicicletas sin anclaje y patines eléctricos, la Secretaría de Movilidad (Semovi) anunció que mañana recibirá las propuestas de contraprestación que deben presentar esas compañías, las cuales serán evaluadas mediante un algoritmo desarrollado por la institución, con el respaldo de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP).



"En aras de aportar a un procedimiento limpio y transparente, el algoritmo está programado para procesar todas las combinaciones posibles de oferta económica y número de unidades solicitadas por las empresas, eligiendo la combinación que ofrezca beneficios óptimos para la ciudad", señaló la dependencia a través de una tarjeta informativa.



La protesta frente a las instalaciones de la Semovi estuvo encabezada por Miguel Abad, del área de asuntos públicos de Movo; Sebastián de Lara, vocero y director de Grin; así como René Ojeda, representante de representante de Mobike.



Durante la protesta, los inconformes exigieron una regulación que responda a las necesidades de los usuarios. Expusieron que las bicicletas sin anclaje y los motopatines eléctricos representan una alternativa de movilidad sustentable que reduce el tráfico vehicular y la contaminación.



Sin embargo, acusaron que la Semovi publicó hace unos días en la Gaceta Oficial una regulación negativa para esas alternativas, en la cual establece tres elementos que hacen imposible que las empresas de movilidad sustentable cubran la demanda actual e incluso ponen en riesgo la permanencia de esas compañías en la Ciudad, así como los empleos generados.



Acusaron el límite de mil 800 bicicletas y 3 mil 500 patines entre todas las empresas que ofrecen el servicio, pues ello implica una bicicleta por cada mil habitantes, lo cual obligará a los usuarios a volver a utilizar el automóvil.



Criticaron también el límite de operación en un área dentro de sólo tres de las 16 alcaldías, pues ello deja al resto de la Ciudad sin la posibilidad de acceso a esas alternativas.



Los representantes de las empresas se oponen sobre todo a un impuesto de 1,005 pesos por bicicleta y mil 350 por patín; calificaron esa cantidad como absurda si se le compara con los 450 pesos que paga un automóvil por la tenencia vehicular.



Así, plantearon que se incremente el número de vehículos según la demanda existente, para tener entre 10 y 30 de esos vehículos por cada mil habitantes, lo cual se traduciría en un mínimo de 44 mil bicicletas y patines eléctricos.



Pidieron ampliar el polígono de operación de esos vehículos y permitir su operación en alcaldías no centrales, como en Azcapotzalco, Coyoacán e Iztacalco.



En el caso de la contraprestación, exigieron que esta sea proporcional y transparente, para que las bicicletas y los patines paguen la misma cantidad o menos que un automóvil al año por la tenencia.



Dijeron que los recursos generados por la contraprestación se deben manejar de forma transparente mediante la creación de un comité integrado por vecinos y usuarios, quienes aseguren que el dinero será utilizado para construir ciclovías y para realizar campañas permanentes de educación vial.



Sobre la protesta, la Semovi emitió una tarjeta informativa donde destacó que la dependencia reitera que la difusión de políticas de regulación se realiza en igualdad de condiciones para todos los entes, con el fin de propiciar la transparencia y las buenas prácticas que minimizan las posibilidades de comportamientos poco éticos en la administración pública.



Asimismo, la Semovi dijo reconocer la voluntad de los involucrados para desarrollar un diálogo cordial, participativo y respetuoso. Anunció entonces que la contraprestación será definida a través de un algoritmo, aunque no precisó la forma en la que dará a conocer la combinación que ofrezca la mejor oferta económica.



Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad