Por falta de Fiscalía Electoral, oficina de Asuntos Especiales de FGJCDMX investigará delitos electorales



Ciudad de México.-Ante el arranque del año de comicios en la Ciudad, el cual iniciará oficialmente este viernes 11 de septiembre, y debido a que aún no se designa a la persona que ocupará el cargo de Fiscal Electoral de la CDMX, la Fiscalía General de Justicia capitalina emitió hoy un acuerdo donde determinó que será la oficina de Investigación Estratégica de Asuntos Especiales de esa institución la que conozca y persiga los delitos electorales.



Apenas el miércoles 2 de septiembre, el Consejo Judicial Ciudadano dio por concluido el período de registro de aspirantes a titular de la Fiscalía electoral.



Un total de 15 personas se registraron en el proceso, pero será hasta esta semana cuando el Consejo dé a conocer al público quiénes de los 15 aspirantes cumplen con los requisitos para ocupar la Fiscalía Especializada y que, por ello, podrán continuar a la siguiente etapa del proceso de selección de la terna que será enviada al Congreso de la Ciudad para el nombramiento.



Publicado el listado de las personas aspirantes que cumplan con los requisitos constitucionales, el Consejo iniciará la etapa de análisis de la currículo y dará a conocer a través de su página http://consejo.congresocdmx.gob.mx/wp/ la versión pública de la documentación entregada por los aspirantes.



Simultáneo a lo anterior, se abrirá el período para recibir de la ciudadanía la información sustentada para demostrar o desvirtuar el cumplimiento de los requisitos legales, la capacidad técnica, la calidad ética y humana de las personas aspirantes. Esta información se recibirá, en no más de dos cuartillas en las que sustente su dicho, hasta antes del inicio de la etapa de las entrevistas personales en el correo electrónico consejojudicialciudadano@gmail.com; deberá estar firmada con todos los datos de identificación de quien la proporcione.



Como el proceso para esa designación apenas comienza, la Fiscalía General de Justicia determinó subsanar el vacío institucional, en virtud de que “es necesario dar certeza a la atención de denuncias y llevar a cabo la investigación de los Delitos Electorales en el proceso local ordinario 2020-2021, hasta en tanto no concluya la designación de la persona Titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales e inicie funciones dicha Fiscalía Especializada”, se lee en el acuerdo de la Gaceta Oficial.



Así, la Fiscalía de Investigación Estratégica de Asuntos Especiales, adscrita a la Coordinación General de Investigación Estratégica, recibirá las denuncias y llevará a cabo la investigación y persecución de los delitos previstos en el Título Vigésimo Sexto del Código Penal para el Distrito Federal y en la Ley General en materia de Delitos Electorales, que se presenten en virtud del proceso electoral.



Las atribuciones a la Fiscalía de Investigación Estratégica de Asuntos Especiales permanecerán hasta que la Fiscalía Electoral inicie formalmente sus funciones.



El domicilio de la Fiscalía de Investigación Estratégica de Asuntos Especiales se encuentra ubicado en calle Gral. Gabriel Hernández No. 56, 2° piso, ala Norte. Col. Doctores, Alcaldía Cuauhtémoc 06720.



LOS ASPIRANTES



De los 15 aspirantes que se inscribieron al proceso para ser Fiscal Electoral hay perfiles profesionales de distintas características, varios de ellos con enfoque penalista; también hay gente que está o que ha pasado por instituciones electorales a nivel local y federal, y por supuesto, hay perfiles vinculados con partidos o con integrantes de la clase política.



De los aspirantes hay quien destaca que ha trabajado en el Cisen, la Policía Federal y la Secretaría de la Defensa Nacional. Es el caso de Ramón Celaya Gamboa, un maestro en Ciencias Penales que hoy labora en una consultora especializada en diagnósticos en seguridad, capacitación a cuerpos policiacos, diseño de equipos de seguridad patrimonial, investigaciones, entre otras.



Hay quien hoy desde una instancia de procuración de justicia busca el cargo de Fiscal Electoral, como Alma Elena Sarayth de León Cardona, quien labora con Ernestina Godoy en la Fiscalía General de Justicia capitalina, como directora general de Planeación y Coordinación.



Su experiencia en materia electoral se sustenta porque en el Tribunal Electoral de la Ciudad de México fungió como Secretaria Auxiliar, Secretaria de Estudio y Cuenta y Directora del Centro de Capacitación.



Para el proceso electoral federal 2017-2018 fue designada, por convocatoria pública, Coordinadora de Procedimientos Administrativos Sancionadores en la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral del Instituto Nacional Electoral.



Desde el Ejecutivo federal hay quien también mira hacia el cargo de Fiscal electoral capitalino, como Roberto Leonardo Duque Roquero, titular de la Unidad de Normatividad de Medios de la Secretaría de Gobernación.



Académico de la UNAM, Duque fue asesor en el IFE y también secretario de estudio y cuenta en la Sala Superior del TEPJF. Cercano a Ricardo Raphael, fundaron juntos el portal Violómetro Constitucional en el CIDE.



La trayectoria enfocada en el derecho penal no es impedimento para las aspiraciones de candidatos como Miguel Espejel Ramírez, quien aunque laboró como secretario auxiliar en el Tribunal Electoral capitalino, su perfil se caracteriza sobre todo por su labor como agente del Ministerio Público, a grado tal que ocupó el cargo de fiscal desconcentrado en Tlalpan, Álvaro Obregón, Magdalena Contreras e Iztapalapa.



Un perfil con una evidente cercanía con la 4T es el de Lorena Espinoza Granillo, quien ocupó el cargo de asesora del diputado Maurilio Hernández, coordinador de la bancada de Morena en el Congreso del Estado de México. Desde esa posición, Espinoza Granillo intentó ocupar el cargo de magistrada electoral en esa entidad, pero no lo logró.



Lorena Espinoza trabajó en la Unidad de Asuntos Jurídicos del desaparecido IEDF, donde también fue coordinadora de asesores de la Secretaría ejecutiva. En esa institución laboró por 12 años y luego estuvo otros tres en el TEDF, donde fue directora de área en la dirección general jurídica.



En el IEDF coincidió con otro que hoy aspira a la Fiscalía electoral de la CDMX, como Miguel Ángel Granados Atlaco, quien fue titular de la Unidad del Secretariado del Instituto Electoral capitalino.



Granados Atlaco es profesor en la UNAM y tiene una trayectoria académica brillante. Tiene tres carreras, la de Derecho, la de Ciencias Políticas y la de Filosofía. Obtuvo dos veces la medalla Gabino Barreda y es doctor en Derecho con mención honorífica, pero sus aspiraciones para llegar a la Fiscalía electoral podrían verse truncadas pues desde el 2017 el colectivo UNAM Sin Censura lo acusó de haber acosado sexualmente a una alumna de segundo semestre de la Facultad de Derecho.



En la lista de quienes se registraron al proceso para convertirse en fiscal electoral está Armando Hernández Cruz, quien fuera el magistrado presidente del Tribunal Electoral del DF en el sexenio anterior.



Doctor en Derecho, el currículum de Hernández podría no ser factor para lograr que la balanza se incline a su favor.



En este caso las filias políticas jugarán en su contra, pues se le vincula con los ex jefes de gobierno Miguel Ángel Mancera y José Ramón Amieva, por lo que en esta 4T tiene escasas posibilidades de llegar al cargo.



Entre quienes buscan el cargo hay gente que también ha estado en otras listas. Ese es el caso de Karina Jardines Zamorano, quien en 2017 integró un polémico listado de candidatos a magistrados anticorrupción.



Esa lista que Capital CDMX dio a conocer en su momento fue polémica (https://capital-cdmx.org/nota-Amigos--cuotas--perfiles-impugnados-o-envueltos-en-escandalos--figuran-como-candidatos-a-magistrados-anticorrupcion-de-la-CDMX2017291219) pues entonces se señaló que el PRD en la ALDF y el gobierno de Miguel Ángel Mancera la avalaron para designar magistrados a modo. Al final y por el debate que surgió en torno a esa lista, dichos nombramientos no prosperaron.



Karina Jardines ha fungido como secretaria auxiliar del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación entre agosto del 2008 y abril del 2013. También laboró en el Tribunal Electoral capitalino donde coincidió con Arístides Guerrero García, quien hoy es comisionado del Instituto de Transparencia de la CDMX.