Papa Francisco advierte o nos salvamos todos o no se salva nadie en la Fratelli tutti



Ciudad de México.- El Papa Francisco en su tercera encíclica Fratelli tutti (Hermanos todos) en la que presenta una síntesis de su pontificado, retoma sus preocupaciones en los temas sociales, políticos y financieros abordados a lo largo de sus siete años y medio como máximo líder de la Iglesia Católica.



Denuncia las desigualdades, pide el fin al dogma neoliberal e insta a la fraternidad, reflexiona sobre el populismo y advierte: “o nos salvamos todos o no se salva nadie”. Es un esfuerzo por construir una sociedad más justa.



El texto publicado el pasado domingo consta de ocho capítulos en 84 páginas, es el más social presentado por Francisco, también reflexiona sobre un mundo azotado por las consecuencias de la pandemia del Covid-19 que evidenció la incapacidad de los dirigentes de actuar en conjunto en un mundo falsamente globalizado.



Francisco condena el dogma neoliberal, "un pensamiento pobre, repetitivo, que propone siempre las mismas recetas frente a cualquier desafío que se presente”. Reivindica el derecho de todo ser humano de vivir con dignidad y desarrollarse plenamente.



Señala que “la especulación financiera sigue causando estragos". La fragilidad de los sistemas mundiales frente a las pandemias ha evidenciado que no todo se resuelve con la libertad de mercado.



Reitera su oposición a la cultura de los muros e insta a establecer una nueva ética en las relaciones internacionales.



En el documento recalca la oposición de la Iglesia a la pena de muerte y habla de la deuda externa de los países, que “debe ser pagada, pero sin perjuicio al crecimiento y subsistencia de las naciones más pobres".



Invita al diálogo y defiende nuevos caminos para llegar a la reconciliación y La Paz.



“No es posible decretar una ‘reconciliación general' pretendiendo cerrar por decreto las heridas o cubrir las injusticias con un manto de olvido”, dice.



Advierte de políticos que se sienten autorizados por su fe para sostener diversas formas de nacionalismos cerrados y violentos, actitudes xenófobas, desprecios o incluso maltratos hacia los que son diferentes.



La política que se necesita, es la que dice no a la corrupción, a la ineficiencia, al mal uso del poder, a la falta de respeto por las leyes. Se trata de una política centrada en la dignidad humana y no sujeta a las finanzas porque “el mercado solo no resuelve todo”. Los “estragos” provocados por la especulación financiera lo han demostrado y llama a todos a hacer un examen de conciencia.



Difundir el texto y su análisis será una tarea de la Conferencia del Episcopado Mexicano y movimientos laicales, es una excelente oportunidad para utilizar la redes sociales, por cierto que el Papa también reflexiona sobre la comunicación digital.



Los invito a leer y reflexionar la encíclica del Papa Francisco aquí.

  • Eugenia Jiménez

    Eugenia Jiménez

    Periodista especializada en la fuente religiosa. Viajar en el avión con dos papas Benedicto XVI y Francisco en sus visitas a México de las mejores experiencias periodísticas. Me gusta el café mexicano y reportear en campo.