Opacidad presupuestal e ilegalidad caracterizan a proyecto cultural de Chapultepec, acusa Frente Ciudadano



Ciudad de México.-El Frente Ciudadano en Defensa y Mejora del Bosque de Chapultepec enumeró hoy la serie de inconsistencias presupuestales, así como vacíos legales y normativos que rodean al proyecto denominado "Chapultepec: Naturaleza y Cultura". Esas irregularidades, dijeron, fortalecen la hipótesis de que el plan para este bosque urbano está plagado de corrupción y responde a las necesidades de un negocio privado.



En una conferencia de prensa afuera del Jardín Botánico, los integrantes del Frente dieron a conocer la información que, a cuenta gotas, han obtenido sobre el proyecto cultural de Chapultepec, pues los datos oficiales se han manejado en medio de la opacidad.



Así, acusaron que hasta el momento la Secretaría de Cultura Federal, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), el Gobierno de la Ciudad de México, la Secretaría del Medio Ambiente local (Sedema) y la Secretaría de Obras de la Ciudad (Sobse), eluden dar respuestas sobre la prevalencia ecológica del Bosque; la legalidad de su proyecto, el manejo transparente de los recursos presupuestados y la demandas específicas de cancelación del Pabellón Contemporáneo en detrimento del Jardín Botánico, del Cubo Acústico y la Bodega de archivos. Esos proyectos, acusaron, son los ejes del proyecto personal del artista Gabriel Orozco, a quien el gobierno federal le encargó el plan conceptual y arquitectónico para el Bosque de Chapultepec.



También expusieron que el “Proyecto Chapultepec: Naturaleza y Cultura” carece de un Plan Maestro, de Plan de Manejo y Planes Ejecutivos. Además de la inexistencia de esos documentos, hasta ahora el Consejo Rector Ciudadano (CRC) no tiene conocimiento de tales planes y la ilegalidad se complementa con la omisión del estatus legal tanto de Gabriel Orozco como del autollamado Taller Chapultepec.



De estas omisiones e ilegalidades son responsables tanto la Secretaría de Cultura como el Gobierno de la Ciudad de México, acusaron los integrantes del Frente Ciudadano, quienes además denunciaron que el CRC no tiene conocimiento de ello, a pesar de que el numeral VIII de las funciones del CRC establecen que dicho organismo debe “Aprobar en coordinación con la autoridad responsable el Programa de Manejo del Bosque, así como revisar y participar en los proyectos de normas y reglamentos que afecten el funcionamiento del Bosque”.



A la fecha ni las autoridades locales y federales, ni el artista Gabriel Orozco han presentado un nuevo Plan Maestro ni mucho menos el Plan de Manejo actualizado para evaluar un proyecto que solo existe en las mentes de Orozco y funcionarios.



"El señor Gabriel Orozco ha asignado obras, presupuestos y planes a sus amigos, como Benajmín Romano, Rozana Montiel, Mauricio Rocha Iturbide, Frida Escobedo, Gustavo Carbajal y Homero Fernández", acusaron los integrantes del Frente.



Sobre las inconsistencias presupuestales expusieron que para el año 2020 la Secretaría de Cultura asignó mil 668 millones de pesos, pero poco después anunció que serían solo mil 100 millones, de los cuales solo se sabe de la existencia de 283 millones y de esos, 187 millones se usaron para la licitación del “Puente Flotante” que conectará las secciones Primera y Segunda del Bosque.



Además, hubo una reasignación de recursos de la Secretaría de Cultura al gobierno de la Ciudad por la cantidad de 96 millones de pesos, quedando en el limbo la suma de 817 millones de pesos.



Los vecinos aglutinados en el Frente, recordaron que en la conferencia mañanera del día 28 de septiembre, el ejecutivo federal y la Secretaría de Cultura dieron otros datos sobre el costo del “puente flotante”, pues ya no se invertirán 187 millones de pesos, sino 225 millones, un aumento de 38 millones.



"Lo único que sabemos de los mil 100 millones de pesos son los 187 millones -ahora 225 millones- asignados a la constructora Fredel Ingeniería y Arquitectura S.A. de C.V. para construir el Puente flotante, que de iniciar la obra estaría violando todas la normas y leyes medioambientales que protegen al Bosque de Chapultepec", acusaron los vecinos,



Acusaron que de acuerdo a las reasignaciones de recursos, Gabriel Orozco y sus amigos afiliados al Taller Chapultepec, como Gustavo Carbajal, Homero Fernández, Rozana Montiel, Mauricio Rocha y Frida Escobedo, están ejerciendo ilegalmente 96 millones de pesos. Se trata de recursos públicos asignados por amiguismo, sin concursos ni licitaciones. Acusaron que ese grupo en torno a Orozco ahora es conocido como el Cartel del Arte Contemporáneo (CACO).