Mujer contra mujer



Ciudad de México.- El 8 de marzo, mujeres manifestantes que salieron a las calles de la Ciudad de México (CDMX) a exigir un alto a la violencia enfrentaron a las policías que resguardaban monumentos históricosy vigilaban que la marcha se llevara a cabo en calma.



Por desgracia, algunos grupos agredieron a las uniformadas con martillos, tubos y les prendieron fuego. Hubo 62 lesionadas del lado oficial.



Las mujeres que agreden a las policías deben entender que estas solo hacen su trabajo para mantener a sus familias. Al igual que ellas, también sufren violencia de género en las calles y en su círculo familiar.



TE PUEDE INTERESAR: Un violador sí será gobernador



Para evitar enfrentamientos, las autoridades tendrían que ser empáticas con las causas de las mujeres. Hasta ahora solo las descalifican, pero no hay en la mesa planteamientos para acabar con la violencia.



Las mujeres de todo el país piden algo muy simple: Una estrategia integral de seguridad con perspectiva de género. No la hay, y el gobierno no parece interesado en diseñarla.



Lo ideal sería escuchar sus reclamos y poner manos a la obra para detener la ola de violencia. Las marchas serían distintas y se evitarían agresiones entre mujeres.



Hay un debate respecto a si se usaron o no gases lacrimógenos el lunes pasado. El gobierno de la CDMX lo niega, pero activistas, manifestantes, periodistas y la Brigada Marabunta aseguran lo contrario.



Tiene que investigarse quiénes lanzaron esos gases. Los protocolos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana no los permiten, pero alguien detrás de las vallas que se utilizaron para proteger Palacio Nacional, lo hizo.



Las agresiones entre mujeres tienen que parar. La lucha es la misma. Todas quieren que acaben las agresiones, las violaciones y los feminicidios.



No importa si son parte de los gobiernos federal, estatales o de la Ciudad de México, diputadas, senadoras, feministas o policías. Sufren el asedio de machos y misóginos que las violentan.



Hay que hacer un alto en el camino y reflexionar sobre lo lamentable que son los enfrentamientos mujer contra mujer.



Soluciones hay, solo falta voluntad política y de diálogo entre mujeres y autoridades.



No pueden ser las policías quienes carguen con la furia por falta de políticas públicas.

  • Mauricio Juárez

    Mauricio Juárez

    Licenciado y maestro en Periodismo Político por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Trabajó como reportero en los periódicos El Nacional, La Crónica y Milenio, cubriendo asuntos políticos. En el gobierno federal ha sido subdirector de Información del Instituto Nacional de Migración; subdirector, director y director general adjunto de Información de la Secretaría de Gobernación. En el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se desempeñó como jefe de la Unidad de Difusión y Planeación de la Coordinación de Comunicación Social.