La "entrega" de Monreal ante la PGR

Ciudad de México.- Ricardo Monreal vistió de traje. Sobre su hombro izquierdo cargaba una mochila donde llevaba un poco de ropa y dos libros de política mexicana, que recomendó a los presentes.
Con el sol de mediodía sobre la Avenida Reforma de testigo, el delegado de Cuauhtémoc acudió a entregarse a la Procuraduría General de la República (PGR), tras la denuncia hecha en su contra esta mañana por por indebido manejo del dinero que le dejaron en una mochila.

Ricardo Monreal recibió esta semana una bolsa con un millón y medio de pesos en su oficina.
En una conferencia de prensa, afirmó que el dinero le fue entregado a su secretaria de manera anónima, y anunció que lo ingresará a las arcas de la delegación a su cargo bajo el rubro de "recursos no identificables".

Ante esto, el dirigente local del PRD, Raúl Flores, lo acusó ante la PGR y afirmó que "ningún servidor público puede disponer de dinero en efectivo sobre el cual no comprueba origen".

Debido a esto, el delegado de la Cuauhtémoc acudió el viernes a las instalaciones de la PGR a "entregarse, por si había algún delito que perseguir".
Antes de entrar, comentó que "las envidias, los ataques, los golpes son normales en a actividad a la que me dedico y estoy acostumbrado a la adversidad".

A pesar de que el político estaba dispuesto a pasar varias horas en la dependencia federal, salió unos minutos después, asegurando que esta instancia se declaró incompetente para darle seguimiento al caso.