Industria de reuniones cierra año con 465 mil empleos perdidos y merma de 600 mil mdp



Ciudad de México.-Como muchos otros sectores de la economía, el de la industria de reuniones ha entrado en una crisis gravísima que se refleja en una pérdida de 311 mil empleos fijos y otros 154 mil no permanentes a nivel nacional, lo cual representa una caída de 21.1 por ciento.



Al hacer un balance frente al COVID-19, el presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (COMIR), Jaime Salazar Figueroa, destacó que al finalizar el presente año los empresarios del gremio absorberán un quebranto total superior a 600 mil millones de pesos; atestiguarán cómo se diluyó el 58.01 por ciento de su ingreso promedio, comparado con 2019, pero lo más grave es que su crisis no terminará este año, sino que tocará fondo hasta diciembre de 2021.



En una videoconferencia de prensa virtual, dio a conocer que el ramo que él representa en el sector turístico nacional insistirá para que se aplique la tasa cero o eliminación del pago de IVA, como ocurre en otras naciones, y dio por sentado que la Secretaría de Turismo (SECTUR), con el presupuesto que le asignaron para el año 2021, terminará como “un departamento de corte turístico, sin posibilidades de impulsar la promoción”.



Estimó que la recuperación de la Industria de Reuniones comenzará en abril de 2021, excepto los congresos que empezarían hasta junio del año próximo, y todos ellos con protocolos sanitarios estrictos.



Así, para dicha industria la pandemia terminará en junio de 2022 y aunque la economía mexicana tocará fondo en diciembre de 2021, el PIB del sector en contabilización anual será positivo otra vez a partir de enero del 2023.



Al terminar el 2020, precisó, la participación de la Industria de Reuniones en el PIB nacional habrá caído un 18.23%, lo que significa que las pérdidas totales de la misma rondan los 31 mil millones de dólares o los 600 mil millones de pesos.



FUTURO INCIERTO



El presidente del COMIR predijo un futuro muy complicado para la Industria de Reuniones en 2021, con una economía en descenso, que derivará en más despidos de personal y cierre de negocios o procesos de fusión de empresas.



Reiteró que aunque se sabe que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Secretaría de Hacienda no van a apoyar a las empresas del sector con la demanda de aplicar la tasa cero en la facturación, como ocurre en otros países, el COMIR no cejará en su insistencia, porque sería una forma importante de apoyar a los empresarios, como lo hacen Canadá y Estados Unidos, nuestros socios comerciales, donde no se aplica o cobra el Impuesto al Valor Agregado (IVA) para el turismo de reuniones, por ser un sector estratégico.



Salazar Figueroa detalló que la Industria no se recuperará hasta que México genere confianza en el manejo de la pandemia y sus cifras de muertos y contagiados sean confiables, porque en el exterior se tiene la percepción de que México no ha manejado bien la crisis sanitaria y ahora tampoco tiene un plan logístico de vacunación, aunque “ya estamos festejando, con bombo y platillo, que tenemos la vacuna”, lamentó.



Finalmente, comentó que “la pandemia dejó como lección el uso de muchas herramientas de trabajo y uso contundente de la tecnología, por lo que hacia el futuro la nueva forma de hacer negocios será de manera híbrida, con plataformas que nos lleven a lo virtual para ampliarnos hacia destinos y personas en el planeta que no quieren o no pueden venir a México por cuestiones presupuestales o emocionales”.

Etiquetas: México Industria de reuniones COMIR Cierre de año Empleo Inversión Pérdidas