Ilegal la convocatoria a sesión virtual, acusa oposición en el Congreso capitalino



Ciudad de México.-Diputados de oposición calificaron de ilegal la convocatoria a sesión “vía remota” del Congreso de la Ciudad de México que el grupo mayoritario de Morena pretende llevar a cabo el día de mañana viernes para aprobar una reforma al artículo 4 de la Constitución federal.



"Los grupos parlamentarios del PAN, PRD y PRI manifestamos nuestro más enérgico rechazo, ya que la misma violenta profundamente el marco jurídico y constituye un atropello a la legalidad", acusaron en un comunicado esos partidos políticos



Argumentaron que es ilegal la celebración de sesiones sin la presencia física de los diputados en el salón de sesiones, pues el marco legal de la Ciudad sólo contempla la posibilidad de la realización de sesiones presenciales, en las que las y los legisladores estén físicamente presentes. Ejemplo de esto son las referencias que se hacen en los artículos 9 de la Ley Orgánica del propio Congreso, así como en los artículos 28, 31 a 37, 46, 62, 94, 129 y 183 del Reglamento del órgano legislativo, por solo citar algunas disposiciones que enfatizan la necesidad de una presencia física de la persona legisladora en el Salón de Plenos.



Agregaron que la sede del Congreso es el Palacio Legislativo de Donceles. Ese es el recinto donde se deben reunir a sesionar las y los Diputados, según se establece en el artículo 28 del Reglamento.



Con base en el mismo ordenamiento, el salón de sesiones es el lugar autorizado para que se reúnan a sesionar los diputados y la normatividad sólo contempla la posibilidad de que las sesiones se lleven a cabo en lugar distinto previa propuesta de la Junta de Coordinación Política y autorización de las dos terceras partes de los integrantes de la Junta, lo que a la fecha no ha ocurrido.



Aún así, el mismo artículo hacer referencia a que “se sesionará en el lugar que se habilite para tal efecto”, claramente especificando que debe tratarse de un espacio físico.
La Convocatoria viola el calendario legislativo, aprobado en los Acuerdos de la JUCOPO y de la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos, acusaron las bancadas de oposición al recordar que el Orden del Día debe ser preparado por la Junta y la Mesa Directiva y esto no ha ocurrido, pues ninguno de esos dos órganos de gobierno del Legislativo se han reunido.



Agregaron que las sesiones deben ser públicas, pero el mecanismo de reunión virtual, a través de la plataforma Zoom previsto en la Convocatoria violenta la obligación de que las sesiones sean públicas, rompiendo los principios de parlamento abierto.



También recordaron que las votaciones nominales deben ser presenciales, conforme lo disponen los artículos 171 y 172 del Reglamento del Congreso.
"La Presidencia carece de facultades para hacer esta convocatoria, viola la ley y se coloca en una situación jurídica delicada, sujeta a acciones legales. La Presidencia se equivoca en la interpretación de sus facultades. El artículo 367 del reglamento que invoca no es aplicable al caso. Adicionalmente, de forma tramposa, cita solo parcialmente lo establecido en la fracción VI. que establece que “Para atender una situación no prevista en el Reglamento, el la o el Presidente podrá dictar una resolución de carácter general”, omitiendo la segunda parte del artículo que claramente refiere que lo anterior debe ocurrir “siempre que haya la opinión favorable de la Mesa Directiva y de la Junta. En caso contrario, este tipo de resoluciones sólo tendrán efecto con la aprobación de la mayoría simple del Pleno.”, lo cual no ha sucedido", señalaron PRI, PAN y PRD.
Apuntaron también que no se respeta el procedimiento para la aprobación de una reforma constitucional federal, pues el artículo 329 del reglamento obliga a que la Presidencia de la Mesa Directiva comunique al Pleno la recepción de la minuta correspondiente. Sin embargo, el documento en cuestión fue recibido hasta el pasado 24 de marzo y la última sesión del Pleno se llevó a cabo el 19 de marzo.
"Los firmantes nos oponemos tajantemente a la celebración, bajo cualquier argumentación, de una sesión virtual. Exhortamos al Grupo Parlamentario de Morena y a la Presidenta de la Mesa Directiva a conducirse con apego a la ley y a no ser autores intelectuales y materiales de la violación sistemática a las normas. Advertimos que se sienta un pésimo precedente legislativo, atropellando la ley y un riesgo muy alto, de que una vez más al Congreso le enmienden la plana", concluyeron opositores.