Hay grave problema de interlocución entre diputados de Morena y Sheinbaum, advierte Ricardo Ruiz



Ciudad de México.-A un día de haber dejado la coordinación de Morena en el Congreso capitalino, el diputado Ricardo Ruiz difundió la parte más sustantiva de su carta de renuncia, en donde reconoce la agudización de los conflictos, las descalificaciones, el uso de medios de comunicación para denostar a adversarios internos, así como las hegemonías y la forma clientelar de operación en las unidades administrativas del órgano legislativo.



En esa dura misiva que difundió a través de sus redes sociales, el ex coordinador reconoció también un grave problema de interlocución de la bancada con el gobierno de Claudia Sheinbaum, pues a pesar de los esfuerzos e instrucciones de la mandataria, no hay canales institucionales y únicos, adecuados y confiables de comunicación. Agregó que incluso entre los canales existentes hay diferencias.



“Existe, por parte de los canales establecidos formal o informalmente, tendencia a privilegiar la interlocución con alguna persona o grupo interno de la Fracción y no a actuar institucionalmente.



“Lo anterior ha afectado seriamente el trabajo legislativo, crea incertidumbre y confusión sobre cuál es la visión gubernamental, lo que afecta también la conducción institucional y colegiada de la Fracción”, reveló Ruiz.



También lamentó que no exista dirección y una estructura de Morena, como Partido, que pudiera actuar para encauzar e intervenir a fin de resolver algunas de las problemáticas planteadas.



Esa falta de dirección es un factor que impide dar cauce institucional en términos de la normatividad y principios partidarios a algunas de las tendencias o conductas que están sucediendo al interior de la Fracción, acusó el ex coordinador.



También dijo que mientras fue coordinador enfrentó obstáculos y en no pocas ocasiones descalificaciones internas.



Señaló la existencia de grupos al interior del grupo parlamentario donde “los conflictos se están agudizando; el funcionamiento, la actuación y toma de decisiones sobre aspectos del trabajo legislativo de grupos internos, se está poniendo por encima de las decisiones colectivas”, criticó.



Lamentó la existencia de manifestaciones muy inadecuadas y contrarias a los principios de Morena en el manejo administrativo del Congreso, por personal que fue propuesto por integrantes de la Fracción.



“Hay áreas completas del trabajo legislativo que no se integran o que no funcionan por decisiones colectivas de la Fracción, sino por definiciones que se toman de manera personal o en espacios diferentes a la dirección del grupo.



“Tienen que desaparecer las hegemonías y formas clientelares en todos los espacios, dentro del Congreso y en los espacios nombrados por el Congreso”, dijo el legislador.



Concluyó su carta señalando que no ve en el panorama existente posibilidad personal de incidir en cambios importantes en la situación y mejoramiento de las condiciones que prevalecen, dentro de la bancada.



“Por el contrario de pronto estoy en medio de confrontaciones y definiciones que se toman al margen de la Coordinación, que están en otros ámbitos, y que por lo tanto quitan fuerza a la posibilidad de una conducción con la fuerza y apoyo colectivo que requiere”, dijo.