Hallazgo panfeltero más que justiciero de la FGR



Ciudad de México.- Tétrico nombre de la “Barranca de la Carnicería’’, ubicada en el ejido de Cocula, Guerrero, donde se realizó el hallazgo de unos restos óseos que pertenecen al cuerpo de Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, resultado avalado por el Instituto de Genética de la Universidad de Innsbruck en Viena, Austria.



Omar Gómez Trejo, responsable de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa de la Fiscalía General de la República (FGR), anunció la identificación que se suma a los otros dos restos que se dijo presuntamente pertenecieron a Alexander Mora Venancio y Jhosivani Guerrero de la Cruz, estos últimos dos resultadosde “la verdad histórica’’.



El lúgubre sitio de la barranca hace fiel reflejo a lo de la carnicería que ocurrió los días 26 y 27 de septiembre de 2014, fueron 43 los que desaparecieron a manos de integrantes del crimen organizado y autoridades municipales, estatales y federales. Se han dicho muchos nombres y que, por causas del narcotráfico, lo que aún no puede decirse sea indubitable.



Todo el caso, pese a la ubicación de esos restos e identificación del tercer joven normalista de Ayotzinapa realizado por el prestigiado instituto austriaco, todavía no puede decirse no sea indubitable repito, ni tampoco puede aceptarse como un avance histórico o verdadero de lo que paso esa terrible noche y madrugada de esos funestos días.



Los calificativos expresados por el fiscal Omar Gómez Trejo, son demasiado triunfalistas: “El hallazgo que hoy damos a conocer da cuenta de que estamos actuando con toda la seriedad’’.



Es una identificación, faltan 40. Van casi siete años y sólo tres jóvenes identificados, creo eso es causa de que se les haga bolas el engrudo, uno no es nada y, además, pregonar que:



“Hemos roto el pacto de impunidad y de silencio que rodeaba el caso Ayotzinapa. Desde octubre de 2014 y hasta enero de 2015, cuando las autoridades de la exProcuraduría General de la República (PGR) tomaban los micrófonos, anunciaban a sus familias y a la sociedad que se cerraba el caso con la manipulación de la información, la tortura de los posibles responsables.



Y el control de una mentira, con su historia del Basurero y el río San Juan. Con esas acciones negaban a las familias el derecho a la verdad y a la justicia, les decían dejen de buscar porque ya encontramos. Hoy les decimos ¡Esto no es así y nunca fue así!"



Esta es la declaración de un funcionario dedicado a impartir justicia o la de un funcionario dedicado “panfletero’’ con marca ideológica de quien partió a Washington, Estados Unidos, para reunirse con Donald Trump, Don Andrés Manuel López Obrador.



¡Esta si es pregunta!



Y vean como remata el susodicho fiscal:



“Esta es una nueva etapa en la investigación, este hallazgo fue de las nuevas acciones de búsqueda que realizamos en el último año, esta es una nueva identificación que rompe con la narrativa de una mentira que cerro más posibilidades de buscar y encontrar’’.



No se a que se refiera. Su obligación es buscar y encontrar, pero por una identificación en un año no merece aplausos, o es su verdad con “otros datos’’. Faltan 40 más, al paso que van tendrían que reelegirse Morena y gobernar sus huestes al menos unos 40 años más.

COMMODATO



Ustedes creen que el presidente López Obrador reclame a Donald Trump por el ingreso del 70% de las armas por la porosa frontera binacional, definir el derecho de asilo y la defensa de los desplazados o permita despenalizar el consumo de marihuana, como lo hacen allá varios Estados. Sólo eso sería nota.



Mejor esperamos verdad. Él nos va a traer otros datos, a fin de cuentas.

  • Rubén Torres

    Rubén Torres

    Defeño, reporteando desde 1980. Graduado en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, generación 1984-1988. Trabajó 13 años en Inter Press Service (IPS), corresponsalía en México, donde fue becario del entonces Programa de Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas (PNUFID) hoy JIFE. Reportero de los periódicos El Día, UNOMASUNO, El Nacional, Agencia Notimex, El Sol de México y El Economista. Hoy corresponsal en Chetumal y Cancún en Luces del Siglo. He cubierto casi todas las fuentes, menos espectáculos, esos los doy y deportes. Profesor de periodismo durante 20 años en la extinta escuela de Periodismo y Arte (PART).