En la CDMX un 64 por ciento de los decesos por Covid ocurrieron en el hogar, revela informe



Ciudad de México.-En la CDMX el lugar de deceso con mayor incidencia por sospecha o confirmación de Covid-19 es el domicilio de la persona enferma, con un 64 por ciento de los casos, revelan estadísticas de la Consejería Jurídica del gobierno de la Ciudad.



De acuerdo con esos datos, contenidos en el Segundo Informe de la Consejería ante el Congreso capitalino, el segundo lugar de mayor incidencia por sospecha o confirmación de Covid-19 es el hospital, con un 34 por ciento; con un porcentaje menor fue la vía pública, con sólo 3 por ciento de los casos, y al final los reclusorios, con 2 por ciento.



Esta tendencia de la que da cuenta la Consejería contradice los datos que ante el mismo Congreso de la Ciudad ofreció la secretaria de Salud local Oliva López, quien en una comparecencia y al hablar del exceso de defunciones durante la pandemia, aseguró que la mayor incidencia de decesos ocurrió en hospitales, con un 93 por ciento, y en los hogares solo un 7 por ciento de los casos.



Los datos de la Consejería Jurídica surgen a partir de la ejecución del Protocolo de Actuación Interinstitucional para el Manejo de Personas Fallecidas por Sospecha o Confirmación de COVID-19 , el cual comenzó a aplicarse desde la segunda semana de abril de este año.



La población objetivo de este Protocolo fueron las personas fallecidas por sospecha y confirmación de COVID-19, cuyo cadáver se encontrara en la Ciudad de México



Así, de acuerdo con la Consejería, el Protocolo estableció tres escenarios en donde una persona puede fallecer: domicilio, hospital y vía Pública. Sin embargo, durante la implementación del protocolo surgió un escenario no previsto, el de los decesos ocurridos en reclusorios, motivo por el cual se ajustaron los parámetros de medición dentro de la Plataforma Monitoreo casos COVID-19.



"A julio de 2020 tenemos que el lugar de deceso con mayor incidencia de personas fallecidas por sospecha o confirmación de COVID-19 es en domicilio ocupando el 61 por ciento de ocurrencia, seguido de hospital con 34 por ciento y con un porcentaje menor la vía pública con 3 por ciento y reclusorio 2 por ciento", se lee en el informe.



De acuerdo con el documento, al 31 de julio de 2020 sólo un 45 por ciento del total de registros habían solicitado apoyo del Gobierno de la Ciudad de México, sin embargo, esta cifra está compuesta por diversas variables, ya que los apoyos consisten en sanitizaciones, solicitudes de médico certificante, intervención de la Fiscalía General de Justicia, a través de Ministerio Público y el Tribunal Superior de Justicia ambos de la Ciudad de México por medio de la intervención de INCIFO.



Según el reporte de la Consejería, el género masculino reporta un alto índice de mortalidad reportada a causa de sospecha o confirmación de COVID-19 con un 72 por ciento de ocurrencia, mientras que el género femenino tiene el 26 por ciento. Acorde a la estadística que genera el sistema, puede decirse que la mortalidad en hombres es tres veces más probable que en las mujeres, señaló la Consejería.



Agregó que el 68 por ciento de la ocurrencia de fallecimientos por edad se encuentra en los rangos de los 40 a los 80 años, mientras que el otro porcentaje se encuentra diseminado en los otros rangos registrados. Las alcaldías que más incidencia de casos han reportado son Iztapalapa con 25 por ciento, seguida de Gustavo A. Madero con 13 por ciento y Cuauhtémoc con el 10 por ciento.



La dependencia también reportó que, con base en los apoyos gubernamentales ofrecidos a través de este Protocolo, hasta el 31 de julio de 2020 se contaba con 10 funerarias que realizaban los servicios de cremación, inhumación y traslado, un horno privado y 6 hornos públicos ubicados en las alcaldías de Azcapotzalco, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Tlalpan, Xochimilco y Cuajimalpa. Asimismo la Asociación de Propietarios de Funerarias y Embalsamadores de Ciudad de México, participa con 450 funerarias para el traslado de cadáveres a los crematorios públicos.



También detalló que el personal de guardia de la Consejería Jurídica y de Servicios Legales que se encontraban en el C5 gestionó del 15 de abril al 31 de julio de 2020 un total mil 924 servicios funerarios.



De esa información destaca que entre mayo y junio pasado, por ocho semanas consecutivas, se registró un pico máximo de atenciones para servicios funerarios gestionados por la Consejería Jurídica. En ese periodo, los servicios por semana no bajaron de los 155.



El punto máximo de atenciones se alcanzó tres veces: en la semana del 20 al 26 de mayo, en las semana del 10 al 16 de junio y del 24 de junio al 30 de julio, con 190 servicios gestionados por cada una de esas semanas. Después de esos picos se aprecia una reducción de los mismos, hasta llegar a sólo 33 servicios durante la última semana de julio.