Después de 6 meses en naranja, la ZMVM regresa al semáforo rojo por aumento en casos de Covid



Ciudad de México.-Después de seis meses de permanecer en semáforo naranja y cuando se llega ya a un 75 por ciento de ocupación hospitalaria en la capital del país y su zona conurbada, los gobiernos de la Ciudad y del Estado de México tomaron la decisión de regresar al semáforo rojo por riesgo epidemiológico.



El reporte Covid que ayer por la noche subió la jefa de gobierno a sus redes sociales, dabe cuenta de 19 mil 583 personas fallecidas, 34 mil 161 contagiados activos; además, había 4 mil 863 personas hospitalizadas, 3 mil 701 en camas generales y mil 162 en camas de terapia intensiva. La hospitalización a nivel del Valle de México llegó a 6 mil 832 pacientes en nosocomios de la Zona Metropolitana.



Aunque a lo largo de las semanas, la jefa de gobierno Claudia se mostró renuente a decidirse por imponer las medidas de restricción y confinamiento que impone ese color de semáforo epidemiológico, hoy en conjunto con el gobernador del Estado de México Alfredo del Mazo y el subsecretario de Salud federal Hugo López Gatell, la mandataria capitalina lo declaró.



“La Ciudad de México entra a semáforo rojo y por tal motivo y junto con el Estado de México, a partir del día de mañana tenemos que disminuir la actividad, disminuir la movilidad. Son las actividades las que quedarán activas y el día de hoy se publicará en la Gaceta Oficial de la Ciudad cuáles son las actividades esenciales”, dijo la jefa de gobierno.



En el mensaje conjunto dijo que se analiza desde la Secretaría de Administración y Finanzas local qué tipo de apoyos e incentivos se pueden otorgar para apoyar a la ciudadanía ante esta compleja circunstancia.



Pidió a la población un esfuerzo adicional y extraordinario para que todo aquel que enferme gravemente pueda tener una cama de hospital y para ello es el llamado a no hacer fiestas ni reuniones.



También dijo que en los próximos días se anunciará cómo se ampliará la capacidad hospitalaria, pues el objetivo es llegar a 10 mil camas de hospital en la Zona Metropolitana del Valle de México, con el apoyo conjunto de instituciones como el IMSS, el ISSSTE, la Sedena y la Secretaría de Marina.