Congelan ley inquilinaria. No hay condiciones para aprobarla, dice coordinadora de Morena



Ciudad de México.-La polémica propuesta de reforma al Código Civil en materia inquilinaria se va a la congeladora, luego de que la coordinadora de los diputados locales de Morena, Martha Ávila, anunció que no existen condiciones por el momento para llevar a cabo dichas modificaciones.



En sus redes sociales, la lideresa de la bancada mayoritaria en el Congreso capitalino emitió una serie de tuits en donde justificó su decisión de echarse para atrás, luego de que junto con Valentina Batres apoyó abiertamente esa propuesta de reforma elaborada por diversas organizaciones sociales.



“Vemos que es un tema polémico y queremos compartirles que no existen condiciones por el momento para llevar a cabo dicha modificaciones, se requiere más tiempo para construir con todos los actores un dictamen que no vulnere los derechos de las partes en contratos de arrendamiento”, escribió en un primer tuit la coordinadora de los legisladores morenistas.



También escribió que sobre la propuesta de la iniciativa ciudadana de reformas al Código Civil en materia de arrendamiento, los legisladores han escuchado con atención diversas voces, unas a favor y otras en contra.



Pidió a la ciudadanía su voto de confianza “y les informamos que nuestro actuar en todo momento será para garantizar a los habitantes de esta, nuestra casa, una Ciudad de Derechos”, expuso Martha Ávila.



La propuesta de reforma al Código Civil no ha gozado de consenso ni siquiera al interior de la bancada de Morena, a pesar de que en días pasados la jefa de gobierno hizo un giño a la propuesta, al decir que ella está a favor de garantizar el derecho a la vivienda y de esquemas que impidan desalojos contra quien no pueda pagar una renta.



El legislador Carlos Castillo, presidente de la Comisión de Transparencia del órgano legislativo, aclaró en redes sociales que él no respalda la iniciativa y agregó que no es un documento con el apoyo de la totalidad del grupo parlamentario.



Eduardo Santillán, presidente de la Comisión de Justicia, rechazó en entrevistas varios aspectos de la propuesta, como la de establecer que la duración mínima de contrato será de tres años.



El morenista Santillán también anticipó que en el proyecto de dictaminación —cuya elaboración corre a su cargo— no se incluirá la idea de que no será posible un desalojo si no hay un contrato de arrendamiento.



Ricardo Ruiz también expresó públicamente que la iniciativa no es de Morena y reconoció que no toda la bancada está de acuerdo con la propuesta.



La iniciativa fue diseñada por la Oficina para América Latina de la Coalición Internacional para el Hábitat, el Movimiento Urbano Popular, [ 06600 ] - Plataforma Vecinal y Observatorio de la Colonia Juárez, la Red de Desalojos de la Ciudad de México, así como los abogados solidarios Miguel Anguas y Kalycho Escoffié, activistas en derecho a la vivienda y respaldada por académicos como Lucia Álvarez (CEIICH-UNAM), Jorge Andrade Narváez (UAM-X), Antonio Azuela (IIS-UNAM), María de Lourdes García (Laboratorio Hábitat Social: participación y género LAHAS/UNAM), Rosalba González Loyde (Facultad de Ciencias Políticas-UNAM), Roberto Eibenschutz (UNA_X).



Se busco a los promotores del documento, pero rechazaron hacer un comentario. Dijeron que mañana realizarán una conferencia de prensa para emitir una postura.