| 

Sustentabilidad

Analizan Sheinbaum y académicos de la UNAM explotar acuífero intermedio; evitaría hundimientos

Ciudad de México.-La jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum analiza junto con especialistas del Instituto de Ingeniería de la UNAM la posibilidad de extraer agua del acuífero intermedio para el abasto de la Ciudad, pero no como una nueva fuente de suministro de líquido que se complementaría con las actuales, sino para atemperar los hundimientos del suelo que ha generado la sobre explotación del acuífero somero.

El análisis que hace la mandataria junto con el doctor Gabriel Auvinet, académico de la máxima casa de estudios y asesor de la Comisión de Reconstrucción, es que puede extraerse agua de un acuífero localizado a una profundidad de 400 metros o más, el cual está por debajo de la capa arcillosa.

Hoy, en conferencia, se le preguntó a la mandataria si es viable extraer agua de esa zona del acuífero, a propuesta del doctor Auvinet, para garantizar una nueva fuente de agua adicional al rLerma Cutzamala y al sistema de pozos.

“Lo que mencionó el Doctor Auvinet no necesariamente es una nueva fuente de agua. El objetivo de una perforación mayor de los pozos no es una nueva fuente de agua sino disminuir los hundimientos, es distinto, porque cuando están, digamos, en la primera parte de las arcillas, la compresión de las arcillas provoca más hundimientos.

“1Lo que estudia el Doctor Auvinet es que si en vez de a 350 metros llegan a 450 metros probablemente disminuya (el hundimiento) porque ya están más abajo, digamos, de la primera capa, pero no es necesariamente una nueva fuente de agua sino una herramienta, un instrumento, una forma, una metodología para disminuir los hundimientos de la zona oriente de la ciudad y los seguimos estudiando junto con él”, explicó la jefa de Gobierno en conferencia.

El pasado 21 de marzo en el marco del Día Mundial de Agua, Gabriel Auvinet ofreció la ponencia “Exploración del acuífero y hundimiento regional”, en donde habló del hundimiento del suelo generado por la sobreexplotación del acuífero localizado en el subsuelo de la Ciudad y planteó la posibilidad de ir a un acuífero más profundo, para atenuar el hundimiento del suelo.

“La idea general es mantenerse en la zona de recarga o de descarga, es decir, nunca rebasar la capa de consolidación. Hay estrategias que se están estudiando, por ejemplo, qué tal si nos vamos a 500 metros o 600 metros; el efecto en la superficie se atenúa y eso se está estimando con modelos, aunque no es una solución a corto plazo”, dijo ese día el doctor Auvinet.

Otra solución, agregó esa vez el académico, es ir a un acuífero todavía más profundo, debajo de lo que se conoce como la formación tachimal, localizado a mil 500 o 2 mil metros debajo de la superficie, pero eso “se vuelve un problema casi de geotermia porque a dos mil metros el agua está a 100 grados centígrados”, dijo el investigador.



Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad