Toledo, Negrete, Bejarano, Calderón, los villanos favoritos en el debate de candidatos a alcaldía de Coyoacán



Ciudad de México.-El debate de las y los candidatos a gobernar la alcaldía de Coyoacán fue una competencia para ver quién salía más embarrado por su cercanía con los villanos favoritos del momento o, visto desde otro ángulo, se convirtió en la contienda para sacudirse al apestado.



Primero se mencionaron los nombres del impresentable ex delegado Mauricio Toledo y su sucesor el ex futbolista Manuel Negrete. Sus fotografías salieron a relucir como lo más deleznable y corrupto de la clase política coyoacanense.



A Toledo y a Negrete se los pelotearon tanto Carlos Castillo, abanderado de Morena-PT, como Giovanni Gutiérrez, candidato de la alianza PRI-PAN-PRD.



Ahora resultó que el ex delegado y el ex futbolista son huérfanos políticos, porque se convirtieron en la papa caliente del morenista y del panista. Ninguno quiso cargar con esos muertitos.



Así se la pasaron durante los poco más de sesenta minutos que duró este debate organizado por el Instituto Electoral de la CDMX.



Carlos Castillo soltó el primer golpe. Apenas tomó la palabra le dijo a Giovanni Gutiérrez que Mauricio Toledo es producto del PAN-PRD.



Pero el aliancista replicó con la misma receta. Recordó que Toledo y Negrete se fueron a la 4T. “No escondas a tu candidato. Toledo está en Puebla mostrando la insignia de Morena”, dijo Gutiérrez, recordando así que el ex delegado es ahora abanderado del morenismo a diputado federal por un municipio poblano.



Luego dijo que él rescatará a Coyoacán del actual gobierno de Morena, porque sí, aunque la pasada elección la ganó Manuel Negrete con las insignias del PAN y PRD, hoy la alcaldía está gobernada por designación a través de Rigoberto Ávila, quien llegó al cargo a propuesta de Claudia Sheinbaum.



Después, el aliancista soltó otros dardos. Dijo que Toledo es candidato en Puebla gracias a la negociación e intervención de René Bejarano, quien participó en un pacto para deshacerse de Negrete y mandarlo como candidato a Guerrero, mientras Morena se apropiaba del gobierno de la demarcación.



Giovanni Gutiérrez fue el único candidato que participó en este debate a distancia. Así, aprovechó la tecnología de la plataforma Zoom para que, mientras hablaba, aparecieran en pantalla imágenes de Toledo y Negrete plegados a la 4T.



Carlos Castillo también traía sus fotos, aunque en cartulinas y por supuesto de Toledo, mostrándolo muy cercano al hoy candidato aliancista.



“Esa bolita es para robar y por más que se quiera hacer a un lado ahí está Giovanni Gutiérrez con sus aliados”, dijo el de Morena, quien acusó que su adversario pretende gobernar como lo hicieron sus antecesores, sólo para un grupo, para quienes simpatizan o militan con esa alianza a la que él representa.



Otras aspirantes quisieron sumarse al agarrón y traían con qué para dar y repartir.



Patricia Urriza, de Movimiento Ciudadano, mostró una cartulina que utilizó para denunciar supuestos beneficios multimillonarios obtenidos por Giovanni Gutiérrez a través de una fábrica de papel de la que es dueño.



Urriza dijo que a partir de 2006, cuando Felipe Calderón asumió la presidencia de la República, el hoy candidato de la alianza obtuvo contratos adjudicados de forma directa por 633 millones de pesos. Luego, entre 2009 y 2012, con Giovanni Gutiérrez como diputado local, hubo otras adjudicaciones por 665 millones de pesos, otorgadas “por su cuate Calderón”, acusó la abandera de Movimiento Ciudadano.



Giovanni se defendió diciendo que en su familia suman ya tres generaciones como empresarios y le agradeció a Urriza que estuviera muy atenta a él.



Pero el ataque de la candidata no se centró en el PRI-PAN-PRD. Para el de Morena también tenía y lo acusó de tener poca vergüenza cuando, como diputado, aprobó la desaparición de las estancias infantiles.



Urriza le recriminó a Castillo que nunca dijo nada sobre Félix Salgado Macedonio, por las acusaciones de violación. A Giovanni Gutiérrez le reprochó sus ataques constantes contra la comunidad LGTTTIQ, y de ello dijo que existen las versiones estenográficas de cuando fue diputado local.



Quien tampoco se quiso quedar atrás en los dimes y diretes fue Miroslava Magaña, de Fuerza por México, pues acusó que hoy desde el gobierno morenista de Coyoacán se exige a adultos mayores conseguir cinco credenciales de elector y votos para el morenismo a cambio de no sacarlos de programas sociales.



Luego le pidió a Giovanni Gutiérrez le diga a su socio Mauricio Toledo que regrese el dinero robado de la alcaldía Coyoacán.



En el debate participó la ex secretaria de Pueblos del gobierno de Miguel Ángel Mancera y hoy abanderada del partido ELIGE, Fabiola Poblano, quien con la Constitución de la CDMX en mano se la pasó diciendo que el resto de los candidatos sólo tiene ocurrencias y en vez de propuestas lo único que se necesita es cumplir la ley.



“Los demás no tienen propuesta real, traen dinero y compra de conciencias”, dijo Poblano, mostrando gráficos en hojas tamaño carta que de plano no se distinguían.



Como caso anecdótico quedó la intervención del aspirante del PVEM, Gerardo Luis Castillo, quien en todos sus turnos se la pasó leyendo sus apuntes, apenas levantando la mirada y siempre superado por el tiempo al acabársele los segundos para hacer uso de la voz.

Etiquetas: CDMX IECM Debate Coyoacán Carlos Castillo Giovanni Gutiérrez