Se quedaron con las ganas de ver a la Policía reprimir, dice Sheinbaum sobre los desmanes de ayer



Ciudad de México.-Los vándalos y provocadores de ayer "se quedaron con las ganas de ver a un policía reprimiendo a esas personas", dijo Claudia Sheinbaum al justificar así la cuestionada inacción por parte de las autoridades ante los saqueos y desmanes que se registraron este lunes en el Centro Histórico.



En videoconferencia, la jefa de gobierno expuso que los pseudoanarquistas que actuaron ayer tenía un objetivo y era mostrar a la Policía de la Ciudad en el momento que golpeara o actuara con uso de fuerza contra las personas que realizaron esas concentraciones, pero no lo lograron.



"A veces es muy fácil decir ´que la policía entre´ o ´que la policía haga´, pero que la Policía resista también tiene su virtud", expresó una adusta Sheinbaum.



Dijo que movilizaciones como la de ayer son casos muy especiales que se disfrazan de protesta social y negó de forma categórica que al paso de esos grupos de vándalos por las calles donde se registraron sus desmanes hubiera por momentos una tierra sin ley.



Insistió en que, junto con la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad, se trabaja en la elaboración de protocolos para construir una Policía que respete los derechos humanos, proteja sobre todo a la ciudadanía y sepa actuar ante las protestas sin cometer abusos.



La jefa de gobierno también rechazó la posibilidad de que al interior de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) se comience a gestar una rebelión de policías, quienes acusan una falta de respaldo desde el gobierno de la Ciudad a su labor cuando, por ejemplo, son detenidos por contener a grupos violentos como ocurrió el pasado viernes con dos de sus compañeros acusados de lesionar a una adolescente de nombre Melania y por ello hoy están presos en el Reclusorio Sur.



Sobre el tema, Sheinbaum dijo que son solo "algunas voces" dentro de la SSC las que opinan así. Aseguró que en su administración se trabaja para mejorar las condiciones de la Policía local y ejemplo de ello es el incremento salarial de 9 por ciento al mes para los uniformados, el cual se aplica por dos dos años consecutivos.



Consideró que habrá algunos policías que quieran regresar a las prácticas y a la corrupción del pasado, pero reiteró que eso ya no será posible pues en su gobierno se trabaja para tener una nueva corporación, más capacitada.



Cuestionada sobre quiénes podrían estar detrás de esos grupos de vándalos, la mandataria dijo que "a nosotros no nos corresponde hacer esa investigación policiaca", pues es labor de la Fiscalía General de Justicia y conminó a quienes sufrieron un robo o daños durante estas protestas a levantar su denuncia.