| 

2018

Sale el sol para Barrales; expone músculo perredista en Cuauhtémoc

Ciudad de México.-Al pie del Monumento de la Revolución, Alejandra Barrales, la abanderada de la coalición Por la CDMX al Frente”, en tacones y a pleno rayo del sol inició oficialmente su campaña rumbo a la Jefatura de Gobierno.

Arropada en la delegación Cuauhtémoc por dirigentes del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano (MC), así como militantes de los tres colores, quienes arribaron desde las 9:00 de la mañana para apoyar con porras y banderas a quien desea obtener el título de “La Jefa de la CDMX”.

Minutos después, fue a ritmo de la música de Movimiento Naranja, interpretada por el popular Yuawii, que la ex lideresa nacional del sol Azteca realizó su “entrada triunfal” ante más de diez mil asistentes, acompañada como lo hizo desde el primer acto de proselitismo con tambores y fondo de zamba.

No obstante, “que saliera el sol”, sólo provocó que sus militantes y simpatizantes, así como acarreados, acudieran sin mucho fervor al tan anunciado día oficial.

En las primeras filas del escenario montado a la mitad de la Plaza de la República, con gafas de sol y gorros amarillos y blancos, perredistas levantaban la mano en apoyo a su candidata.

Presentes se encontraban las mujeres perredistas a las alcaldías de Gustavo A. Madero, Nora Arias; Iztacalco, Elizabeth Mateos Hernández; Iztapalapa, Karen Quiroga.

En sintonía, se sentaron los dirigentes del PRD, Manuel Granados y en la CdMx, Raúl Flores; del PAN nacional , Damián Zepeda y de MC, Dante Delgado, quienes arribaron detrás de la candidata de Por la CDMX al Frente.

A pesar de la presencia de los candidatos a diputación federal del blanquiazul, tal como Luis Acevedo, nuevamente volvió a brillar la ausencia de simpatizantes panista en la capital.

La perredista se encargó de dejar en claro que irá por los territorios actualmente gobernados por Morena, a quienes advirtió que sacaría a los grupos organizados que empezaron a reinar en la última administración.

“En esta ciudad no es bienvenido el narcotráfico y de eso me voy a encargar yo”, sentenció.

Asimismo, una de sus promesas fue hacer justicia al caso del Colegio Rébsamen, donde 37 personas perdieron la vida en el sismo del pasado 19 de septiembre.

Nuevamente fueron los argumentos que ocupó para lanzarse contra Morena y su homóloga por la candidatura a la Jefatura de Gobierno.

Pese a lo lleno de la explanada, la música y el interprete del Movimiento Naranja, “su gente” no logró prender tanto como en sus dos primeros actos de campaña en la delegación Gustavo A. Madero y Azcapotzalco, bastiones perredistas.

No obstante, fueron una demostración de la estructura, músculo que aún en la CDMX es más perredista que panista o afín a MC, pues a unas cuadras del Monumento a la Revolución, Claudia Sheinbaum arrancaba el primer acto de campaña en un lugar cerrado y con la élite morenista.

Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS 2018