Rechaza López Obrador iniciativa para acabar con separación del Estado-Iglesia



Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que el tema de Estado-Iglesia ‘no debe tocarse’, pues consideró que ya hace un siglo y medio se resolvió el asunto.



Esto, después de que la senadora morenista María Soledad Luévano presentó una iniciativa de reforma para acabar con la laicidad del Estado mexicano, misma que fue rechazada por sus propios compañeros de partido.



“No considero que modificar este principio ayude, al contrario, ya en su momento hubo confrontación, bueno eso motivó hasta una invasión extranjera, entonces no nos metamos en ese campo. A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César”, explicó López Obrador.



El texto propuesto por la senadora dice: “La presente ley, fundada en el derecho humano a la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión, es reglamentaria de las disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de asociaciones, agrupaciones religiosas, iglesias y culto público. Sus normas son de orden público y observancia general en el territorio nacional”.



Lo anterior significaría la derogación de la separación Estado-Iglesia, así como que las convicciones religiosas no exigen en ningún caso la evasión de las responsabilidades y obligaciones prescritas en las leyes.