Por el derecho a la salud



En memoria del periodista Alejandro Cedillo Cano, promotor de futuros reporteros.

Ciudad de México.- La Ciudad de México (CDMX) entró a la fase crítica de la epidemia del Coronavirus en México y una de las causas es mantener una visión garantista y evitar restringir derechos.



Siempre que se habla de una colisión de derechos, los políticos, los abogados y los periodistas terminamos confrontados.



Existe la visión jurídica de que ningún derecho puede estar por encima de otro; sin embargo, yo considero que el derecho a la salud en una emergencia sanitaria está por encima de otros como el de la libertad de tránsito.



La afirmación es simple, es preferible ceder nuestros derechos, en esta hipótesis restringida por un gobierno con base en lo que prevé nuestra Constitución, que hacer del país un cementerio, que de por si ya lo es a causa de la violencia y la violencia de género, traducida en feminicidios y crímenes de odio.



En el amplio sector de la izquierda que hoy gobierna México se ha decidido tener una actuación laxa en las restricciones a los ciudadanos conforme a la visión garantista y eso ha hecho que el virus se propagué con más potencia. Por eso hay tímidas multas a negocios que deberían cerrar y siguen exponiendo a sus trabajadores.



El resultado es que la CDMX, gobernada por Claudia Sheinbaum, tiene al 55 por ciento de su capacidad las camas de terapia intensiva con 747 personas intubadas. Según estimaciones de la Secretaría de Salud federal sólo sobreviven 2 de cada diez personas que son intubados.



Hoy la CDMX por su población y características urbanas, al ser una ciudad cosmopolita, está en el primer lugar de decesos con 348; el Estado de México que está dentro de la Zona Metropolitana del Valle de México tiene 128 y los estados de Jalisco y Nuevo León están muy lejos de esta realidad a pesar de ser también el centro de las zonas metropolitanas más importantes del país y tener mucho flujo con Estados Unidos, donde hay más de un millón de personas contagiadas y es un gran foco de contagio del Coronavirus.



Al día 37 de la cuarentena, Jalisco tiene 25 decesos y Nuevo León 12. La entidad tapatía gobernada por Enrique Alfaro, de Movimiento Ciudadano, quien se define de izquierda fue severo en la restricción de derechos como la libertad de tránsito e incluso se fue de bruces al pendejear a los que están en la calles sin necesidad alguna exponiéndose a ser contagiados de Coronavirus.



En la entidad gobernada por Jaime Rodríguez El Bronco, al ser un hombre de derecha, es más normal la toma de decisiones en pro de restringir derechos. Pero el resultado ahí está con una menor tasa de letalidad. Y eso sin considerar que Jalisco y Nuevo León no tienen ni la mitad de la capacidad médica y hospitalaria que la CDMX.



Quizá ya es muy tarde para endurecer medidas, el daño está hecho, pero queda como lección de esta epidemia la hipótesis de que ser garantista no es sinónimo de ser eficaz en una emergencia sanitaria donde el primer derecho a tutelar es la salud y la vida. Hoy ser garantista y respetuoso de los derechos humanos en la CDMX ha generado una mayor pérdida de vidas.



La CDMX perdió al editor de Ciudad del diario Crónica, Alejandro Cedillo Cano, por el Coronavirus y más allá del dolor de su pérdida, porque esta ciudad lo va extrañar, puedo decir que los gobiernos no deben titubear al tomar medidas para garantizar la salud de sus habitantes. En mi caso preferiría que nos quitaran derechos por un tiempo indeterminado a cambio de tener a Alex con nosotros, padre de familia y ser humano ejemplar.



No queda más que la resignación y la reflexión para las futuras contingencias que seguramente habrá en el mundo. Destacó pese a todo la actuación de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, que pese a la presión que existe por parte del Presidente de México ha sido consistente en atender los criterios científicos y hacer a un lado los cálculos políticos.



Mi reconocimiento también a su gabinete que está ahí, aún siendo población vulnerable, en primera línea dando la batalla para evitar que la epidemia siga cobrando vidas.



La CDMX, México y el mundo ya no serán igual después de que pase esta pesadilla, espero se aprenda de los errores por una mejor CDMX.



NOCAUT. Los alcaldes de Morena en Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo, y del PRD en Venustiano Carranza, Julio César Moreno, han sido muy activos y han empleado buenas prácticas para atender la crisis económica que también daña a la CDMX en medio de la epidemia. La experiencia en el cargo ha sido refrendada. ¡Abrazos, no periodicazos!

  • Luis Eduardo Velázquez

    Luis Eduardo Velázquez

    Periodista especializado en asuntos de política y electorales. Con estudios en derecho, amante del boxeo, el café y la buena letra.