Por Covid-19, restringen visitas a cárceles de la Ciudad



Ciudad de México.-Ante la emergencia sanitaria por el Covid-19 y para mitigar riesgos de contagio, la Secretaría de Gobierno de la Ciudad tomó medidas para restringir la visita de personas a los 13 centros de reclusión capitalinos.



En conferencia virtual, la secretaria de Gobierno Rosa Icela Rodríguez detalló que esa medida ha consistido en tres fases, la primera contempló la restricción de ingreso en la visita familiar a personas mayores de 60 años, con lo cual se logró una reducción de 25 por ciento en la afluencia de personas.



En la fase 2 se restringió también el acceso en la visita familiar a menores de edad y mujeres embarazadas, con lo cual bajó en 35 por ciento la afluencia de personas a los centros de reclusión.



Para una tercera fase se ordenó la visita a los centros penitenciarios. Así se tomó la decisión de que los martes y sábados la visita se realice para los internos ubicados en dormitorios nones y los jueves y domingos para los internos de los dormitorios pares. Así bajó en 50 por ciento la cantidad de visitantes a las cárceles locales.



La Secretaría de Gobierno aseguró que hasta el momento no se ha registrado ningún contagio por Covid-19 entre ninguno de los poco más de 25 mil presos, pero se han tomado medidas para evitar que los reos presenten síntomas de coronavirus.



Así, se realiza la repartición de cubrebocas a personal de custodia y seguridad, a personal administrativo, a jurídicos y técnicos. Se implementaron brigadas de limpieza y sanitización en dormitorios, aduanas de personas, áreas de población en general, centro escolar, teléfonos públicos, áreas de visita interna, así como en los talleres y en los vehículos.



Las acciones incluyen la aplicación de gel antibacterial, la toma de temperatura a personas privadas de la libertad uno por uno; también la aplicación de cuestionarios con énfasis en grupos prioritarios, como los adultos mayores en reclusión, las personas con discapacidad, las mujeres embarazadas y los niños que viven son sus madres en reclusión.



Como medida especial se monitorea a los adultos mayores que forman parte de la población penitenciaria, cuyo número asciende a 687, tomando la temperatura dos veces al día en todos los centros de reclusión en donde se encuentran 677 de ellos y ellas.



Asimismo, se monitorea con toma de temperatura, mañana y tarde a quienes sufren enfermedades crónico degenerativas y diabetes, así como padecimientos como el VIH, cuya cantidad llega a 188 reos.



También se está haciendo la disminución de actividades educativas, culturales y deportivas en espacios cerrados que concentren a más de 15 personas, el cierre temporal de gimnasios y auditorios al interior de los centros y por ejemplo, las ligas deportivas externas ingresarán hasta nuevo aviso.



La Secretaria de Salud, Oliva López, expuso que cada uno de los nuevos internos, antes de ingresar a las cárceles de la Ciudad son vacunados contra el sarampión y se les aplica la prueba médica para saber si presentan síntomas compatibles con coronavirus. En promedio, se registran al día entre 35 y 50 nuevos ingresos a las cárceles de la Ciudad.