| 
Instituto Electoral de la Ciudad de México

Social

En alto riesgo 28 de los más grandes y concurridos mercados de la Ciudad



Ciudad de México.-En la Ciudad de México al menos 28 de los más grandes y concurridos mercados públicos se encuentran en una situación de alto riesgo, por la falta de mantenimiento y deterioro de sus instalaciones eléctricas, de gas e hidrosanitarias.



Ese es el diagnóstico que arrojó la intervención de las autoridades capitalinas en los 50 mercados con más actividad comercial de la Ciudad; un trabajo que se hizo desde finales del año pasado a la fecha y dentro de un programa emergente de atención a esos centros de abasto que derivó de los incendios registrados a lo largo de un mes.



Hoy la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, Miriam Urzúa, y el secretario de Desarrollo Económico, Fadlala Akabani, ofrecieron una conferencia de prensa para dar a conocer los detalles de esa intervención, así como para hablar de los acuerdos logrados con 15 de los 16 alcaldes para atender y dar mantenimiento a los 329 mercados públicos que existen en la capital del país.



Urzúa y Akabani dijeron que en los primeros 50 mercados donde ya hubo atención de las autoridades locales y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se determinó que 28 están en riesgo alto, mientras que los otros 22 se clasificaron como de riesgo medio.



Los de mayor riesgo, de acuerdo con Miriam Urzúa, son el Merced Mixcalco, el Beethoven, la Lagunilla Zona, Tepito Varios, San Cosme, Melchor Ocampo, el de Peralvillo y el Hidalgo Anexo, en la alcaldía de Cuauhtémoc.



En esa lista también está el Merced Nave Mayor, el Morelos, Unidad Rastro, Merced Nave Menor, Romero Rubio, Jamaica Zona, Moctezuma, Merced Banquetón e Ignacio Zaragoza, en la alcaldía Venustiano Carranza; así como el Ramón Corona y el Vicente Guerrero, en la demarcación Gustavo A Madero.



De Xochimilco, el mercado Xochimilco anexo está clasificado de alto riesgo; en Benito Juárez esa clasificación la tienen los mercados de Mixcoac y Lázaro Cárdenas del Valle. Para el caso de Coyoacán, los centros de abasto en situación de riesgo alto son el Bazar del Artesano Mexicano y el Coyoacán; mientras que en Iztacalco se identificaron el José López Portillo y el de la Agrícola Oriental. La alcaldía Miguel Hidalgo tiene a los mercados de Tacuba y Anáhuac Zona identificados como de alto riesgo.



Durante la conferencia Fadlala Akabani enumeró los acuerdos alcanzados en una reunión con 15 alcaldes que se celebró minutos antes. Del encuentro con los titulares de las alcaldías se determinó que se invitará a Instituto para la Seguridad de las Construcciones, a fin de que sus especialistas revisen la situación estructural de los 329 mercados que hay en la Ciudad, pues los inmuebles en donde se encuentran tienen más de 50 años de antigüedad.



Se hará también un programa de Protección Civil por cada centro de abasto, donde también habrá un comité de protección civil, además de que se creará un nuevo Reglamento para los Mercados Públicos y se actualizarán los Lineamientos de Operación y Funcionamiento de esos centros de abasto, para lo cual habrá mesas de trabajo con representantes de las alcaldías, la Consejería Jurídica, la Secretaría de Desarrollo Económico y la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos.



De los documentos normativos que surjan a partir de esas mesas de trabajo, se detallaran las competencias de cada autoridad, así como los derechos y obligaciones de los locatarios, incluidas sanciones para aquellos comerciantes que no respeten la nueva normatividad.



El primer reglamento de mercados data de la década de los cincuenta del siglo pasado y aunque surgió como un decreto presidencial, la ley ha cambiado y ya no será necesario que el actual presidente Andrés Manuel López Obrador emita un acuerdo para derogarlo, de acuerdo con el secretario de Desarrollo Económico.



Akabani aseguró que todo reglamento o lineamiento nuevo que surja de esas mesas de trabajo se pondrá a consideración de los 71 mil 300 locatarios de esos centros de abasto, pues esa fue la instrucción de la jefa de gobierno.



El titular de la Sedeco agregó que otro de los acuerdos con los alcaldes es que la Comisión Federal de Electricidad intervendrá para tener un diagnóstico sobre la situación de la infraestructura eléctrica de cada mercado, además de que se buscará que cada locatario tenga su propio medidor y que ese comerciante sepa el uso que le puede dar a esa toma eléctrica, local por local. Hoy la CFE ha retirado más de 3 mil "diablitos" o conexiones ilegales en los mercados de la Ciudad.



También se le pedirá a la Dirección de Patrimonio Inmobiliario que otorgue a los alcaldes información de cada mercado para tener un archivo que permita trabajar con planos estructurales e hidrosanitarios, a fin de generar acciones preventivas y correctivas precisas.



Se determinó también que los apoyos proporcionados por la Sedeco y el Fondo de Desarrollo Social, vía créditos, se ciñan exclusivamente al mejoramiento de los locales



Miriam Urzúa dio a conocer que este lunesiniciará el diagnóstico de otros 50 mercados en las diferentes alcaldías; los resultados del mismos estarán listos en un mes y así se avanzará hasta completar los 329. Se ha iniciado con aquellos centros de abasto de mayor aforo y con más número de locales.



En los casos de riesgo alto y medio se apoyará desde el gobierno de la Ciudad con medidas de mitigación y mejoramiento de las instalaciones, así como en la creación de los programas de protección civil y la creación de brigadas.



Para ello habrá gastos compartidos entre las alcaldías y el gobierno central, a razón de un 40 por ciento de parte de las demarcaciones y 60 por ciento de parte de la administración de Claudia Sheinbaum. En conjunto reunirán aproximadamente 330 millones de pesos.



Los funcionarios aseguraron que en esta reunión con los alcaldes, ninguno de los funcionarios de las demarcaciones hablaron de las extorsiones como un fenómeno delictivo que en estos momentos afecte a los locatarios de los mercados. Dijo que al menos hace dos años ese ilícito sí se presentaba, pero ya no.



El titular de Sedeco explicó que otro aspecto a atender es el de las concentraciones, las cuales no son propiamente mercados públicos pero sí han funcionado como centros de abasto establecidos, aunque en condiciones de mucha precariedad. Hay unas 200 concentraciones en la Ciudad que han operado a lo largo de los años bajo distintos modelos, como PATRs o como una propiedad privada que manejan asociaciones civiles.



En esos casos, se acordó que habrá una reunión especifica con los alcaldes para regularizar la actividad de esas concentraciones bajo una categoría de mercados populares.

Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Social

Facebook
Twitter
WhatsApp