| 
Instituto Electoral de la Ciudad de México

Sustentabilidad

Dos sexenios después y con el triple de presupuesto, opera por fin el TEO



Ciudad de México.-Debieron pasar dos sexenios y fue necesario un presupuesto de 33 mil de pesos (el triple de lo originalmente planeado) para que por fin se inaugurara el Túnel Emisor Oriente (TEO).



Hace 11 años inició esta obra cuyo objetivo es incrementar la capacidad de desalojo de aguas negras de la zona central Del Valle de México, así como evitar inundaciones en la zona oriente de la urbe, como en Calzada Ignacia Zaragoza.



Hoy, el presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la ceremonia de la apertura de compuertas de esta obra del drenaje profundo que tiene una extensión de 62 kilómetros y que es considerada la obra de infraestructura más grande del mundo en su tipo.



En Huehuetoca, Estado de México, donde localiza la lumbrera 20, el titular del Ejecutivo federal recordó que la construcción del TEO inició con Felipe Calderón y después continuó con el presidente Enrique Peña Nieto.



“A nosotros nos tocó lo menos”, dijo el Presidente López Obrador, quien dijo que esta obra representa la continuidad y el cambio, así como un ejemplo de que se puede trabajar en gobiernos que son resultados de la democracia y la alternancia.



Subrayó que el TEO es también una muestra de que se pueden realizar grandes proyectos si por encima de intereses personales y de grupo se pone el interés general.



“Por eso celebramos que se pueda iniciar operación del TEO (...) tendremos la seguridad que la ciudad no se va a inundar”, agregó el Presidente.



Antes de la apertura de compuertas, López Obrador realizó un recorrido por el túnel y encabezó el acto protocolario en compañía de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México Claudia Sheinbaum; el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo; el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad; la titular de la Conagua, Blanca Jiménez, y empresarios encargados de la obra como el magnate Carlos Slim.



El TEO tuvo un presupuesto original de 11 mil 35 millones de pesos y el plan inicial contemplaba su inauguración a finales de 2012, pero nada de eso se cumplió.



Este túnel, que tiene un diámetro de nueve metros, inicia en el Río de los Remedios y termina en el Río El Salto, en Hidalgo; cuenta con 25 lumbreras con una profundidad promedio de 125 metros.



En su construcción se utilizaron 142 mil 226 toneladas de acero y más de un millón 300 mil de concreto, lo que a decir de la titular de la Conagua permitirá que dure 150 años.



Esta mega construcción beneficiará a 21 millones de habitantes y se sumará a la infraestructura ya existente del drenaje profundo, con una capacidad de desalojo de aguas negras de 150 metros cúbicos por segundo, lo que equivaldría a llenar de agua el Estadio Azteca en dos horas y media.



El TEO hará el trabajo de desalojo del drenaje junto con el Emisor Central y el Interceptor Poniente.



Durante la inauguración, la jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, explicó que de parte de la administración local ahora tocará hacer labores de conexión del drenaje semi profundo hacia el TEO, particularmente en puntos de Iztapalapa, Iztacalco y Venustiano Carranza. Esas obras concluirán en 2020, dijo.





Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad

Facebook
Twitter
WhatsApp