Cuando una mujer quemada queda viva, no nos queda otra que ser fuertes: María Elena Ríos



Ciudad de México.- María Elena Ríos, saxofonista, fue víctima de un ataque con ácido sulfúrico, el cual quemó gran parte de su cuerpo, el 9 de septiembre de 2019.



A cinco meses del ataque, la oaxaqueña dio una entrevista al diario La Jornada, en la cual admitió que ha deseado morir en múltiples ocasiones pero, en otras, reflexionó: ‘Cuando una mujer quemada queda viva, no nos queda otra que ser fuertes’.



‘En cinco meses, desde que me pasó esto, 20 mujeres han sido asesinadas cada día. Esto que vivimos las mujeres ahora en México no es normal, es un retroceso de la humanidad, una falla en la evolución’, contó María Elena Ríos.



En la entrevista, la Ríos narró cómo mantuvo una relación sentimental con Juan Vera (a quien acusa de ser autor intelectual del crimen y quien está prófugo de la justicia), la cual era una relación violenta, en la cual él la hacía sentir menos por querer dedicarse a la música, la humillaba y violentaba físicamente.



Cuando ella decidió dejar al priísta, él la amenazó y, al poco tiempo después un albañil, quien ya fue detenido, la roció con ácido.



Ahora, María Elena Ríos busca justicia, aunque no confía mucho en que se cumpla pues, asegura, las autoridades no han hecho más que revictimizarla por el hecho.



La saxofonista acusó al gobierno ‘se están viendo muy lentos’, y aseguró que lo que necesitan ella y otras sobrevivientes es que las escuchen, no que solo las oigan.



Con información de La Jornada.