Con Protocolo para Manejo de Fallecidos por Covid, GobCDMX ha atendido casi 6,400 decesos



Ciudad de México.-Dentro de su Protocolo de Actuación Institucional para el Manejo de Personas Fallecidas por Covid-19, el gobierno de Claudia Sheinbaum ha atendido 6 mil 395 decesos con acciones específicas como el traslado y cremación de cuerpos, trámites de inhumación o el embalsamamiento de cadáveres. Este número representa un 60 por ciento de todas aquellas personas que han muerto por coronavirus en la capital del país.



En su Segundo Informe de Gobierno que entregó por escrito este martes 1 de septiembre al Congreso de la Ciudad de México, la mandataria detalló las medidas que ha emprendido su administración para enfrentar la pandemia. Reconoció un déficit histórico de personal de salud para actuar ante la emergencia sanitaria, el cual se agravó incluso porque hubo trabajadores del sector que renunciaron a su puesto, promovieron amparos o quejas ante la Comisión de Derechos Humanos para eludir su obligación de prestar servicio.



Sobre el Protocolo de Actuación para el Manejo de Personas Fallecidas por coronavirus, el informe de la jefa de gobierno precisó que desde el inicio de la pandemia se han expedido de forma gratuita mil 300 certificados de defunción por parte de médicos de la administración capitalina; se han brindado mil 750 servicios gratuitos de traslado y cremación para las personas fallecidas; además de 440 acciones de higienización en hogares donde hubo algún fallecimiento, así como ambulancias, asilos, albergues, hospitales, dependencias del gobierno e incluso en la vía pública.



Asimismo, con el objetivo de prevenir riesgos y daños a la salud asociados al manejo de cadáveres, se realizaron 3 mil 670 trámites de inhumación o cremación de restos humanos, de 2 mil 406 restos, 3 mil 196 embalsamamientos de cadáveres y la distribución de 25 mil 247 formatos de certificado de defunción.



"El Protocolo sentó la base para acciones solidarias como son la asistencia médica en domicilio para la emisión de certificados de defunción; la habilitación de registros civiles móviles, con funcionamiento las 24 horas, para la expedición del comprobante de acta de defunción y la boleta de cremación o inhumación respectiva; la higienización del domicilio o vía pública en donde haya fallecido la persona; y el otorgamiento de servicios funerarios que incluyen el traslado del cuerpo de la persona desde su lugar de fallecimiento hasta la funeraria para su destino inhumación o cremación. Todas estas medidas fueron tomadas para apoyar a los deudos de las personas fallecidas, así como facilitar las gestiones en el esquema de seguridad sanitaria requerido para evitar la propagación de la enfermedad", se lee en el informe que Sbeinbaum entregó hoy a los legisladores a través del secretario de Gobierno Alfonso Suárez del Real.



Sobre el déficit de personal de salud, el documento no precisa de cuántos médicos y enfermeras se habla, ni el número de trabajadores que se ampararon, presentaron quejan ante Derechos Humanos o de plano renunciaron a su puesto para evitar así acudir a su unidad médica. A ello se sumó aquel personal que por formar parte de la población de riesgo, es decir, por motivos de salud, embarazo, lactancia o edad, debió quedarse en casa.



Frente a ello, detalló Sheinbaum, se echó manos de presupuesto federal y local para la contratación de mil 100 nuevos trabajadores, de los cuales 228 son médicos generales, 82 especialistas, 178 enfermeras generales, 277 auxiliares de enfermería y 335 trabajadores para servicios de apoyo.



Además, refirió lo que en su momento ya había dado a conocer la secretaria de Salud de la capital, Oliva López, en el sentido de que la Ciudad de México pagó 135.8 millones de pesos al gobierno de Cuba, por el envío de 585 profesionales de la salud provenientes de esa nación --todos ellos integrantes de la brigada Henry Reeves--, para ayudar a sus contrapartes mexicanos en la atención a enfermos por Covid-19. Los especialistas cubanos participaron en actividades formales dentro de la red hospitalaria de la Ciudad entre el 4 de mayo y el 23 de junio



En el apartado de Informe Ejecutivo, Claudia Sheinbaum dedicó un 40 por ciento del documento a rendir cuentas sobre las acciones emprendidas para el combate al coronavirus. Por su novedad destacan datos como el grado de contagios y fallecimientos que se presentaron entre el personal del sector Salud capitalino por unidad médica.



Así, resalta que el Hospital General de Iztapalapa se convirtió en un foco rojo de contagios y decesos de médicos, enfermeras, residentes y personal administrativo. Tan solo ahí ha habido ocho de los 46 decesos de personal de salud, además de que se contagiaron de Covid un total de 25 doctores, 44 enfermeras y 33 miembros del área administrativa. En ese nosocomio el acumulado de contagios entre los trabajadores es de 110, al igual que en el hospital Belisario Domínguez.



Pero por el número de decesos, le sigue el hospital Rubén Leñero, con seis fallecidos de entre el personal, así como 18 doctores contagiados, cinco residentes, 10 enfermeras y 22 del área administrativa.



El Hospital de Balbuena ha acumulado a 28 doctores enfermos de Covid-19, cinco residentes, 51 enfermeras y 19 administrativos. Ahí suman dos defunciones.



El Segundo Informe de Gobierno de Claudia Sheinbaum reporta que hasta junio pasado, la administración capitalina erogó mil 748 millones de pesos en la compra de insumos para atender la pandemia. Con ese presupuesto se han realizada 488 registros de contratación, desde artículos como cubrebocas o gel antibacterial hasta ventiladores.



También dio a conocer que hasta el 26 de agosto, tan sólo en el sector salud a cargo del gobierno de la Ciudad se han tomado un total de 191 mil,576 muestras para la detección de Covid-19, de las cuales 68 mil,780 han sido positivas, lo que equivale a un 36 por ciento.



Agregó que del total de muestras aplicadas en hospitales del IMSS, el ISSSTE y la Secretaría de Salud local, se han tomado 271 mil 849 muestras, teniendo un total de muestras positivas de 103 mil 187, lo que equivale al 38 por ciento del total.



En el Informe se señaló también que como un a medida destinada a evitar la propagación de contagios al interior de los centros penitenciarios, se realizó el análisis de la situación jurídica de las personas adultas mayores privadas de la libertad portadoras de alguna enfermedad crónico-degenerativa o terminal. Así, del 20 de marzo al 31 julio de 2020 se realizaron las gestiones procedentes ante el Poder Judicial de la Ciudad de México para la liberación de 415 personas adultas mayores.



Además, se revisaron los expedientes y situación jurídica de la población privada de la libertad, con el propósito de identificar aquellas susceptibles de obtener algún beneficio penitenciario. Durante los meses de abril a julio, y como consecuencia de esta revisión se solicitaron 40 beneficios de libertad ante de Ejecución de Sanciones Penales.