Aprueban nuevas reglas para nombrar al Contralor del TECDMX



Ciudad de México.-Con el voto en contra de la oposición, el pleno del Congreso local aprobó reformar el artículo 58 de la Ley del Sistema Anticorrupción de la Ciudad de México, para precisar y clarificar el proceso mediante el cual se nombra al contralor interno del Tribunal Electoral de la Ciudad de México (TECDMX).



Al presentar el dictamen por la Comisión de Transparencia y Combate a la Corrupción la diputada Leonor Gómez Otegui, promotora de la iniciativa de origen, dijo que esta reforma busca establecer una ruta de congruencia legal entre el procedimiento y los supuestos en los cuales no se cubra con las condiciones y plazos para nombrar a la persona idónea para ese cargo.



La legisladora recordó una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la cual definió que el Legislativo local no tiene la atribución de nombrar al titular de la Contraloría Interna del TECDMX, ya que esto vulneraría su autonomía.



Por ello, revocó la designación que se había hecho en el Congreso local, además de declarar inválida en su totalidad la Ley del Sistema Anticorrupción de la Ciudad de México, por lo que debió adecuarse una nueva ley.



Puntualizó que esta nueva Ley establece que el titular de la Contraloría del Tribunal Electoral local será designado por el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Local Anticorrupción mediante convocatoria pública abierta.



El Comité elegirá una terna que se someterá al análisis y aprobación del pleno de magistrados del mismo Tribunal. Así se permitirá un contrapeso institucional para la vigilancia, supervisión y rendición de cuentas.



Sin embargo, agregó, esta disposición no consideró la eventualidad de que el pleno del Tribunal Electoral no hiciera el nombramiento en primera instancia, ni se establecieron los plazos para cumplir con esta obligación.



“Es por ello que para cubrir este vacío legal y dar mayor precisión y certidumbre, el segundo párrafo del artículo 58 de la Ley del Sistema Anticorrupción de la Ciudad de México, promovía esta reforma, que busca determinar los plazos dentro de los cuales el pleno del Tribunal Electoral deberá cumplir con este nombramiento, en un término improrrogable de 30 días naturales”, explicó.



Indicó que de no cumplirse este plazo, se da un segundo término de 15 días naturales -en caso de que se rechace la primera terna propuesta- y, en última instancia, la resolución será del Comité de Participación Ciudadana.



Pero al hablar en contra del dictamen, el diputado panista Diego Garrido López afirmó que esta reforma es “inconstitucional de origen”, ya que el Poder Legislativo interviene en las atribuciones de los Tribunales Electorales del Poder Judicial, lo que afecta el equilibrio de Poderes, así como la autonomía e independencia del Poder Judicial.



Por su parte, el diputado Federico Döring Casar (PAN) destacó que se necesitaría una reforma a la Constitución local para clarificar el proceso de designación, y no cambios a desde ley secundaria.



El diputado Jorge Gaviño Ambriz (PRD) señaló que “este debate debe darse en el marco Constitucional, porque se está cambiando una ley”. Acotó que si existieran irregularidades en el funcionamiento de las contralorías, como en la del Tribunal, deben denunciarse.



Gaviño dijo esto luego de que Leonor Gómez Otegui sugirió que la nómina de la Contraloría de interna en el TECDMX está ocupada por cuadros panistas.



A favor del dictamen se manifestó el diputado Carlos Castillo Pérez (MORENA). Sostuvo que no se vulnera la autonomía al realizar esta designación, ya que es mediante un órgano ciudadano nombrado por otro órgano ciudadano, y no es el Congreso local el que lo nombra. Consideró que esta discusión “es un tema político y no jurídico”, y que no hay precedentes del tema.



La diputada Leonor Gómez se refirió al caso del Congreso de Michoacán para designar al Contralor Interno del Tribunal Electoral, resuelto por la Suprema Corte de Justicia, como muestra de que no es inconstitucional esta propuesta, ni viola los principios de división de poderes y autonomía.



En votación nominal, este dictamen se aprobó con 33 votos a favor, 12 en contra y una abstención.