| 

Social

Anuncia Sedesa investigación administrativa por irregularidades en Hospital Veterinario de la CDMX

Ciudad de México.-La actual titular de la Secretaría de Salud, Oliva López Arellano, dio a conocer que la dependencia prepara una carpeta que remitirá a la Secretaría de la Contraloría ante irregularidades detectadas en el Hospital Veterinario público de la CDMX ubicado en Iztapalapa, como la existencia de una farmacia privada dentro del inmueble, había riesgo de contaminación radiológica y no se contaba con una estructura administrativa.

En conferencia, la funcionaria dijo que se tiene ubicados a los directivos del hospital que incurrieron en estas irregularidades y esa información forma parte de la carpeta que se remitirá a la Contraloría.

López Arellano aclaró que por esta situación se determinó que algunos servicios del nosocomio para animales de compañía se suspenderán temporalmente, como el de cirugías, rayos X y laboratorio, pero reabrirán cuando se haya corregido su funcionamiento.

La Secretaría de Salud recordó que el hospital se inauguró en 2016, sin embargo, para 2018 carecía de una estructura administrativa como nosocomio y sin que se definieran obligaciones o responsabilidades para personal, el cual era completamente de honorarios. A ello se sumaba una gran cantidad de comisiones sindicales.

Detalló que el servicio de radiología no tenía seguridad radiológica, es decir, había un tipo de rayos X para tratamiento de personas, con nivel de radiación mayor que los especializados para uso veterinario, lo cual provocaba que el personal quedara expuesto.

Los medicamentos controlados como los anestésicos no tenían cadena de custodia y ello se podía prestar a que se perdieran dichos insumos.

“Había una farmacia privada que se asignó así, pero su contrato concluyó en diciembre de 2018. Nosotros no podíamos permitir que siguiera un negocio privado al interior de hospital público, porque era el negocio particular de alguno de los directivos”, acusó la secretaria de Salud local.

Dijo también que prevalecía un clima laboral tóxico, pues el personal era castigado cuando reportaba una anomalía y se carecía de un modelo de atención, lo que llevó a convertirlo en un modelo de negocios.

Oliva López aseguró que otros servicios del hospital veterinario sí funcionan, como la esterilización de mascotas, con 112 intervenciones; la aplicación de vacunación antirrábica canina de la que ya llevan 130, más mil 500 consultas externas. Los 63 médicos siguen en labores, subrayó.

En otro tema, la funcionaria dijo que en este año no están contemplados recursos para iniciar la construcción de un segundo hospital veterinario en la alcaldía de Álvaro Obregón, aunque ya estaba proyectado desde la pasada administración.



Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS Social