Acepta titular de Seduvi colapso por contaminación visual de espectaculares. Ubica 246 de alto riesgo y solo ha retirado 4



Ciudad de México.-El nuevo secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Carlos Ulloa, reconoció que en la Ciudad de México existe un colapso por contaminación visual y riesgos para la población derivado del desorden en la proliferación de anuncios espectaculares.



Contabilizó 246 anuncios autosoportados y espectaculares colocados en azoteas, sobre las avenidas Revolución, Viaducto y Tlalpan que representan un alto riesgo, pero también aceptó que su retiro será complicado, pues implica un gasto elevado para la administración capitalino o porque hay resistencias de los dueños de la publicidad exterior.



Dijo que desde hace cinco semanas, cuando llegó a la Seduvi, se han logrado retirar tan sólo cuatro anuncios. “No es mucho, pero ya estamos haciendo esta parte”, agregó.



Ulloa compareció ante los diputados integrantes de la Comisión de Uso y Aprovechamiento del Espacio Público del Congreso local, donde presentó su programa de trabajo.



Ahí, el funcionario lamentó que no existe un registro reciente sobre la publicidad exterior existente en la CDMX, pues el último se levantó en 2018 y “nada tiene que ver con la realidad”, aceptó.



Así, reconoció que “estamos ahorita colapsados de contaminación visual, más que nada de los anuncios que están en la azotea y son un riesgo, sobre esos estamos trabajando”, les dijo a los legisladores.
Agregó que hace dos semanas, la Seduvi concluyó un levantamiento de anuncios que representan riesgos y ubicaron 28 espectaculares en azotea sobre Tlalpan, 68 en Viaducto y 35 en Revolución.



En cuanto a anuncios autosoportados, la dependencia ubicó 35 en Tlalpan, 64 en Viaducto y 16 en Revolución.



“Estamos realizando un trabajo por instrucción de la jefa de gobierno, de hacer la implementación del retiro de estos que son los que están en alto riesgo y lo estamos haciendo como una acción de autoridad, aunque también estamos buscando a los publicistas para ver si de manera voluntaria ellos también nos pueden retirar”, detalló Ulloa.



Agregó que se busca la intervención de los publicistas, pues tan sólo colocar sellos en anuncios espectaculares ya representa un gasto bastante oneroso para las autoridades locales y hacer un retiro a cargo de la administración local ya significa demasiado dinero, por lo que implica desmantelar la estructura, contratar grúas y personal especializado, así como el cierre de vialidades durante las noches.



Carlos Ulloa también reveló ante los diputados que desde la reapertura de las ventanillas de atención y de trámites en la Seduvi, la dependencia ha recibido 100 solicitudes para la instalación de anuncios de publicidad.



Dijo que no se ha autorizado ninguno, porque las autoridades no tienen tampoco una regulación sobre los que ya existen.



Luego, volvió a aceptar: “Tenemos un registro de lo que sí se autorizó en su momento, pero vas a campo y con una misma cédula de un anuncio tenemos multiplicados por tres o hasta seis, entonces es un descontrol de la contaminación y del uso del espacio público, lo cual tenemos que regular”.