¿Hay confianza en los partidos políticos?



Ciudad de México.- La elección de 2021, la más grande que se haya registrado en México, será muy importante tanto por los cargos en disputa como para la propia estabilidad de nuestro sistema democrático.



De entrada, se renovará la Cámara de Diputados Federal, habrá elecciones en 15 entidades federativas para la renovación del Ejecutivo local, en 30 estados habrá elecciones para elegir a las diputaciones a los congresos locales y en otros 30 estados se renovarán las autoridades de los ayuntamientos.



Los actores principales de toda contienda electoral, y 2021 no será la excepción, son justamente los partidos políticos, no obstante, seguramente veremos diversas candidaturas independientes registradas para participar en diversos cargos públicos.



En razón de lo señalado, considero importante revisar y analizar la confianza que tienen estas instituciones de interés público en la ciudadanía en general.



Para ello, una medición que arroja datos muy interesantes, fue publicada por la prestigiada empresa Consulta Mitofsky a finales de septiembre de 2020.



De los principales datos arrojados se muestra que un 47.2% de la población se identifica con algún partido político lo que, de entrada, deja de manifiesto que poco más de la mitad de la población no está necesariamente identificada con ningún partido político y, con ello, podemos presuponer que la población vota en razón de las propuestas que recibe en beneficio suyo sin importar color, ideología o siglas partidistas.



Sobre la opinión que la población tiene de los partidos, los peor evaluados fueron el PVEM con un 84.5%, seguido del PRI con un 72.4% y del PRD con 69.8%.



En tanto los menos mal evaluados fueron el PT que guarda una mala opinión de la población en un 54%, el PAN con un 51.5% y Morena con un 51.2%.



De todas formas, por donde se le vea, la opinión de la población para con todos los partidos políticos es mayoritariamente negativa.



Estos datos traen como consecuencia que un 64.5% de la población no confíe en los partidos políticos por tan sólo un 11.8% que manifestó que si; un 23.7% no tiene una definición certera.



Con esta información cabría preguntarnos si esta desconfianza hacia los partidos políticos no puede ser un ingrediente básico de abstencionismo en las elecciones.



Si analizamos la información de Consulta Mitofsky de manera más detallada, encontramos que parte de la desconfianza de la población a estas instituciones de interés público se basan en que un 72.7% los considera “corruptos”; un 75% indicó que “no escuchan a la gente”, y un 72.3% refirió que son instancias que se están debilitando.



Del mismo modo, un 85.8% de la ciudadanía indicó que sólo trabajan por sus intereses y no por el de la población, así como indicó, en un 79%, que no se preocupan por formar buenos gobernantes, elemento indispensable de una buena gestión.



Pero tal vez el dato más contundente es que en un 95.5%, la ciudadanía opinó que sólo se dedican a dividir a la ciudadanía.



Ahora bien, de acuerdo con nuestra Constitución, estas instancias son parte fundamental de nuestro sistema democrático, sin embargo, la población consideró, en un 82.1% que poco o nada contribuyen a la democracia de nuestro país. Inclusive, un 54.9% refirió que México estaría mejor sin partidos políticos.



Esta información hasta aquí indicada nos permite ver que los partidos políticos no gozan de la confianza ciudadana, sino todo lo contrario, son vistos como instancias que no van de la mano con la sociedad, por decir lo menos. Sin embargo, son los referentes básicos de nuestro sistema democrático.



Con estas consideraciones queda claro que algo deben hacer los partidos políticos para recuperar la confianza perdida si no quieren seguir perdiendo adeptos en perjuicio del esquema democrático de nuestro país.



2021 será un buen referente para lograr recobrar la confianza pedida.



@fdodiaznaranjo



diaznaranjo.fernando@gmail.com

  • Fernando Díaz Naranjo

    Fernando Díaz Naranjo

    Licenciado en Ciencia Política y Maestro en Periodismo Político. Servidor público por más de 23 años. Entre sus múltiples cargos destaca el haberse desempeñado como consejero electoral propietario del consejo general del Instituto Electoral de la Ciudad de México. Es profesor de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y colaborador en los medios digitales México Social, La Silla Rota, así como de los Diarios El Universal y Capital CDMX.