Alertan obispos de extorsiones

Los Jesuitas

Alertan obispos de extorsiones. En los últimos meses sacerdotes, religiosas y fieles han sido víctimas de delincuentes que a nombre de los obispos se han dedicado a extorsionarlos.

Con diferentes modus operandi los “vivales” se han aprovechado de la generosidad de los clérigos y fieles.

Esta situación no es nueva para los obispos, la Arquidiócesis de Puebla denunció en el 2013 cinco sacerdotes pagaron entre cinco y 30 mil pesos.

Y en el 2015 a 90 sacerdotes de Tehuacán los habían pretendido extorsionar.

Víctor Espinoza Sánchez, arzobispo de Puebla, en el 2015 aseguró que 15 por ciento de sus sacerdotes habían recibido llamadas telefónicas en las que intentaban extorsionarlos.

A los sacerdotes se les dio la instrucción de no hacer caso de las llamadas y colgar de inmediato.

Con la pandemia de la Covid-19, las finanzas de los templos católicos se han visto diezmadas por los meses que estuvieron cerradas y las restricciones de aforo.

Está situación provocó que algunos sacerdotes solicitaran apoyo a sus comunidades para solventar los gastos de sus templos.

Esa petición fue aprovechada por un grupo de personas que opera en varias diócesis del norte, centro y sur del país para extorsionar.

Alertan obispos de extorsiones

El número de extorsiones va en aumento y por eso la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) consideró que esta situación se está agravando.

Por eso llamó a los obispos a informar a su comunidad para que no se dejen engañar.

El obispo Rodrigo Aguilar Martínez de San Cristóbal de la Casas fue uno de los primeros en denunciar las extorsiones en abril del año pasado.

En su cuenta de Twitter denunció llamadas telefónicas con afán de extorsión económica que a veces han logrado su propósito.

Su modus operandi, detalló:

“Que la persona va a llegar de visita, dejan pasar unos minutos y hacen una nueva llamada, diciendo que ha tenido un percance en el camino y necesita con urgencia que le depositen dinero para resolver su problema y poder llegar”.

Desde junio pasado, Alfonso Miranda, entonces secretario general de la CEM, advirtió que en su nombre se solicitaba dinero para comprar cámaras termográficas.

Extorsiones

El obispo José Acosta Beltrán de Huejutla dio a conocer  que “hay personas que han estado pidiendo apoyo para ayudar a la salud del padre Simón, las parroquias de Zacualtipán, Hidalgo y la diócesis de Huejutla se deslindan de tal acción, pues al padre Simón se le ha estado atendiendo y no hemos tenido necesidad de pedir algún apoyo para él o algún otro sacerdote”.

El 17 de noviembre, el obispo Artemio Flores Calzada de Tepic, Nayarit, advirtió a la feligresía que hay personas que utilizan su nombre y el de los sacerdotes para pedir dinero. “No se dejen engañar”, dijo.

A esos “vivales” les envió un mensaje claro: “pónganse a trabajar, el dinero se gana trabajando”.

El 1 de diciembre, el obispo Hilario González García de la diócesis de Saltillo alertó a su comunidad de los estafadores que utilizan las redes sociales para extorsionarlos.

Personas de “mala voluntad” los engañan al solicitar apoyos para supuestas emergencias de los sacerdotes.

Por eso invitó a los interesados en aportar recursos a entregarlos personalmente en las oficinas de las parroquias y rectorías.

Salir de la versión móvil