Terror en Ciudad Juárez

El crimen organizado se apodera de Ciudad Juárez
Foto: Agencia EFE

Un motín en la cárcel estatal, asesinatos a civiles y quema de negocios implantaron una terrorífica escenografía la tarde del jueves en Ciudad Juárez. 

El narcotráfico volvió a protagonizar un acto de terrorismo esta semana luego de las narcoprotestas perpetradas en Jalisco y Guanajuato. 

En esta ocasión, los habitantes de Ciudad Juárez padecieron los efectos colaterales de la furia accionaria del crimen organizado. 

Esta mañana, el subsecretario de Seguridad Pública Ricardo Mejía Berdeja aseguró que la llama que detonó una expansiva respuesta se encendió dentro del CERESO estatal 3. 

Disputa en el CERESO 

Alrededor de las 3 de la tarde, en el módulo 2 del centro penitenciario, el grupo delictivo Los Chapos fueron atacados por Los Mexicles. 

La riña entre los internos se extendió en poco tiempo, dejando a 20 internos lesionados y dos muertos por armas de fuego, golpes y contusiones. 

Con el fin de contener la situación, las fuerzas de seguridad municipales, estatales y federales acudieron al sitio. 

Sin embargo, la trifulca había cobrado vida y el motín, migrado a las calles de la ciudad fronteriza. 

Las víctimas en las calles de Ciudad Juárez 

En un acto de reafirmación, Los Mexicles emprendieron actos terroristas para llamar la atención de las autoridades y, en consecuencia, perjudicar a los dueños del narcomenudeo en la zona. 

Así, la población fue la responsable de recibir el mensaje del cártel que buscaba calentar la plaza en venganza del ataque cometido horas antes. 

Entre las nueve personas que perdieron la vida la tarde de ayer, se encontraban dos trabajadoras asesinadas dentro de una tienda Oxxo, luego de que los delincuentes atacaran con bombas molotov el establecimiento. 

Horas después, cuatro personas más fueron acribilladas en otro establecimiento por grupos de hombres que caminaban con rifles en mano por las calles de la ciudad. 

Entre quemas de tiendas y campos de batalla en plena avenida, las últimas tres víctimas se cobraron afuera de una pizzería ubicada en Pradera Dorada. 

El locutor de la estación MegaRadio, Alan González y otros dos clientes murieron por el impacto del descontrolado plomo. 

Las actividades continuaron sumergiendo a la población en una pesadilla mientras el narco seguía apoderándose del lugar luego de que dos cabezas cercenadas fueran halladas en menos de 24 horas. 

La población mexicana tiembla impotente mientras observa cómo el narcotráfico se apodera del país. 

Ya que, a pesar de los cambios estratégicos propuestos por la 4t, parece ser que la administración se les ha ido de las manos.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.