Pietro Parolín: una visita Política-Pastoral en México

Legionarios de Cristo

Pietro Parolín en su visita a México aprovechó para sostener encuentros con integrantes de la clase política de cuatro partidos.

El también secretario de Estado del Vaticano demostró así que la Santa Sede está al pendiente de la situación que se vive en el país y es mejor tener información de primera de mano.

Sobre todo porque desde enero de 2022 ya no se tiene nuncio apostólico en México, con el cambio de sede diplomática del italiano Franco Coppola a Bélgica.

Se espera que con casi cuatro meses de sede diplomática vacante se designe ya al representante del papa en México, sobre todo con la información que se llevó Parolín.

Su visita de seis días fue bien aprovechada, hasta coincidió con la asamblea plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

El cardenal fue hasta su sede de Lago de Guadalupe Cuautitlán Izcalli a reunirse con los obispos.

En Guadalajara, previo a la ceremonia de consagración del nuncio para Gabón y el Congo, Javier Herrera Corona, se reunió con el gobernador Enrique Alfaro de Jalisco, del partido Movimiento Ciudadano.

La agenda de Pietro Parolín

El lunes 25 de abril, por la tarde abrió las puertas de la Nunciatura Apostólica para recibir en privado a las siguientes figuras:

Al dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI)Alejandro Moreno Cárdenas.

Posteriormente, conversó con el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal de Morena.

Por la noche en la sede de la Conferencia del Episcopado Mexicano en Lago de Guadalupe, Cuautitlán Izcalli, se reunió y ceno con el gobernador priísta Alfredo del Mazo.

La nunciatura apostólica no difundió la agenda del enviado papal, fueron los políticos los que se encargaron de hacerlo en sus cuentas de twitter.

Y fue hasta el martes 26 por la mañana cuando por segunda ocasión sostuvo un encuentro privado con el presidente Andrés Manuel López Obrador, quizá le adelantó el nombre del nuevo nuncio.

Posteriormente, asistió a un recorrido a la Capilla Sixtina que se instaló en el Zócalo capitalino, ahí fue acompañado por López Obrador.

Así como por los presidenciables: el secretario de Gobernación Adán Augusto López; Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

Y por Marcelo Ebrard a quién conoció durante su estancia en México cuando fue secretario de la entonces delegación apostólica en 1989-1992.

Mientras que Ebrard era secretario general de Gobierno en la gestión de Manuel Camacho Solis como regente del Distrito Federal.

El turno de los panistas fue ese mismo martes en la conmemoración del XXX Aniversario de las Relaciones Iglesia-Estado en el Palacio de San Ildefonso

Ahí se dieron cita principalmente integrantes del ultraderechista Yunque.

En primera fila estaba la diputada panista Margarita Zavala esposa del ex presidente Felipe Calderón, quien tiene una amistad cercana con los obispos y a la nunciatura.

También Cecilia Romero secretaria adjunta del PAN quien en su cuenta de twitter consideró que “hace aún falta el reconocimiento pleno a la libertad religiosa en México”.

Así como Luis Felipe Bravo Mena y el diputado Juan Carlos Romero Hicks.

El ex abogado del cardenal Juan Sandoval Iñiguez, el panista Fernando Guzmán. También fue invitado Jorge Luis Luegue.

Los 300 

Entre los casi 300 invitados, asistió también el ex diputado panista Rodrigo Iván Cortés del Frente Nacional por la Familia.

Sorprendió a los asistentes la presencia de Virgilio Andrade quien fuera secretario de la Función Pública en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

También se dio cita el priísta Javier Moctezuma Barragán, quien fuera subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos del 2000-2003.

Y ex embajador de México ante la Santa Sede con el papa Juan Pablo II del 2003-2005.

De los hombres claves al frente de las negociaciones para restablecer las relaciones diplomáticas entre México y la Santa Sede, sólo vive el ex presidente Carlos Salinas de Gortari y no fue invitado.

Los otros ya fallecieron, Manuel Camacho Solís, el delegado y después nuncio apostólico Girolamo Prigione, el cardenal Adolfo Suárez Rivera y el sacerdote Manuel Olimón.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.