Pietro Parolín, segunda visita a México

Los Jesuitas

El cardenal Pietro Parolín secretario de Estado de la Santa Sede por segunda ocasión en diez meses visita México y sostendrá encuentros con autoridades estatales y federales.

Hace unos días sorprendió que fuera la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien a través de su cuenta de twitter anunciará la visita del segundo hombre más importante del Vaticano.

Mientras que la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y la Nunciatura guardaron silencio.

Su estancia en el país será aprovechada por el gobierno federal, en el contexto del XXX Aniversario del Restablecimiento de Relaciones Diplomáticas entre el Estado Mexicano y la Santa Sede.

Se organizó para el martes 26 de abril el Encuentro Académico y Conmemorativo: “Laicidad abierta y libertad religiosa, una visión contemporánea”.

En la que participara el cardenal Pietro Parolin y el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard.

Será el segundo encuentro que sostendrán.

También se firmará la Carta de Intención para promover los esfuerzos realizados del Códice Cruz-Badiano un ejemplo de colaboración entre la fe, la ciencia y las autoridades civiles en el orden internacional.

Pietro Parolín, segunda visita inédita a México

La visita de Parolín se realiza sin que la Santa Sede tenga nuncio en México, después de que Franco Coppola saliera en enero pasado para ser nuncio en Bélgica.

El cardenal Parolín llegó este jueves a México.

Fue recibido por el secretario general del Episcopado Mexicano, obispo Ramón Castro, y por Bernardo Aguilar, director general para Europa de la SRE.

Este viernes viajó a la ciudad de Guadalajara donde sostuvo un encuentro con el gobernador del Estado, Enrique Alfaro.

Y hoy, Parolin ordenará al diplomático mexicano Javier Corona Herrera, designado nuncio apostólico para el Congo y Gabón en febrero pasado por el papa Francisco.

La ceremonia se realizará en el seminario diocesano de Autlán a las 11:00 horas.

El pasado mes de junio, cuando visitó México, se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador, con la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, y con el canciller Ebrard.

Hasta el momento se desconoce si sostendrá un encuentro con el presidente López Obrador.

Y si visitará la Capilla Sixtina que se montó en el Zócalo capitalino.

La invitación para que el cardenal Parolín participe en el XXX Aniversario del Restablecimiento de Relaciones Diplomáticas entre el Estado Mexicano y la Santa Sede es significativa.  

Porque en 1992 como segundo secretario en la Delegación Apostólica en Méxicocolaboró con Girolamo Prigione en la reanudación de éstas Relaciones Diplomáticas.

En su visita del 20 de junio pasado en laBasílica de Guadalupe señaló el cardenal Parolín:

México, como muchos otros países latinoamericanos, vive desde hace muchos años: la desigualdad social, la pobreza, la violencia del crimen organizado, la división por causas políticas, sociales y hasta religiosas.

Y consideró que México “tiene necesidad de reconciliarse consigo mismo, de reencontrarse como hermanos, de perdonarse mutuamente, de unirse como sociedad superando la polarización”.

En la nunciatura apostólica al conmemorar el bicentenario de la Independencia de México, acompañado por el canciller Marcelo Ebrard, hizo este llamado.

Al gobierno mexicano a transitar hacia una laicidad positiva y constructiva, que deje definitivamente atrás la histórica oposición entre la Iglesia y Estado.

Añadió que “ha llegado el momento de un renovado pacto de mutua colaboración, marcado por un profundo respeto de la legítima distinción entre Estado e Iglesia, un pacto basado en el principio de laicidad”.

Códice De la Cruz-Badiano

El Códice Badiano es considerado como el texto más antiguo de medicina escrito en América.

Muestra la labor de los indígenas en asuntos médicos, todo basado en la observación y uso de elementos naturales.

El manuscrito explica métodos de curación médica basados en el uso de la herbolaria indígena conocida hasta la primera mitad del siglo XVI.

El documento contiene representaciones pictóricas de las plantas acompañadas de su nombre en latín y la forma en que tenían que ser utilizadas.

El manuscrito fue elaborado en náhuatl por Martín de la Cruz y traducido al latín por Juan Badiano, ambos pertenecientes al Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco.

Se deduce que los dibujos fueron elaborados por tlacuilos del mismo colegio.

Su nombre original es Libellus de Medicinalibus Indorum Herbis.

Fue realizado a solicitud de Don Francisco de Mendoza, hijo del virrey de la Nueva España, para el Rey Carlos V en calidad de regalo.

El Códice fue devuelto a México por el papa Juan Pablo II, quien lo donó en 1990 a la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia.

 

Imprimir artículo Síguenos en Google News