Anuncia Sheinbaum para la Ciudad emergencia sanitaria por coronavirus



Ciudad de México.-En concordancia con la emergencia sanitaria nacional que anunció el gobierno federal, Claudia Sheinbaum declaró a partir de hoy una emergencia sanitaria para la capital del país.



A través de un mensaje distribuido esta noche en sus redes sociales dijo que esta decisión se tomó a través del Consejo de Salud de la Ciudad y significa tomar medidas para reforzar el aislamiento sociales, pues es la única medida para combatir el coronavirus.



“No hay de otra”, dijo la jefa de gobierno, al destacar que la propagación es tan rápida que si perdemos unos días pueden aumentar dramáticamente las personas enfermas graves.



Agregó que hasta las 21:00 horas de este lunes en la Ciudad había 205 personas contagiadas, ocho fallecidos y 437 casos sospechosos.



Así, habló de tomar decisiones drásticas, extremas, de emergencia, por lo menos durante un mes, del 31 de marzo al 30 de abril.



De esta forma, en la Ciudad también se suspenderán todas las actividades no esenciales en los sectores público, privado y social.



Las esenciales, precisó, son las que de manera directa son necesarias para atender la contingencia sanitaria y, por supuesto, incluyen todas las relacionadas con el sector salud incluyendo farmacias. También son esenciales las del ramo de procuración e impartición de justicia.



En el video, la mandataria dijo que además permanecen en su actividad normal bancos, gasolineras, repartición de gas, agua potable, alimentos para llevar, mercados de alimentos, restaurantes solo con comida para llevar, supermercados, tiendas de autoservicio, abarrotes, venta de alimentos preparados, servicio de transporte de pasajeros y de carga, productos de limpieza, ferreterías, servicios de mensajería, telecomunicaciones y medios de información, servicios privados de emergencia, servicios funerarios y de inhumación, almacenamiento y cadena de frío de insumos esenciales, logística como aeropuerto, puertos, ferrocarriles, así como actividades cuya suspensión pueda tener efectos irreversibles para su continuación.



Lo anterior, expuso Sheinbaum, significa que está garantizado el abasto de alimentos y por eso no es necesario hacer compras de pánico.



Agregó que en todos los sectores considerados como esenciales no se deben realizar congregaciones de más de 25 personas.



Destacó que después del aislamiento social y en función de cómo se comporte el contagio habrá regreso escalonado a actividades diarias.