Una buena guarda del vino, permite que conserven sus cualidades

Te damos algunos unos tips que ayudaran a conservarlos

Foto del avatar
Graciela Rodriguez Fierro Editora Estilo de Vida

Si  eres de los afortunados que iniciaste el año con vinos que no abriste durante las fiestas decembrinas y sobrevivieron a la avalancha de festejos,  aquí te damos algunos consejos para una buena guarda y que éstos conserven sus cualidades a la hora de abrirlos.

De entrada debes saber que el vino es un producto perecedero natural muy preciado por los conocedores, así que dejarlo expuesto a la luz, al calor, vibraciones o variaciones en humedad y temperatura, puede afectar su calidad sin importar su proceso de producción.

Por esta razón,  hay que  tener ciertos cuidados en casa o contar  con un equipo de almacenamiento óptimo para que no pierdan las cualidades que los distinguen.

Para los conocedores y coleccionistas de etiquetas, la guarda es un factor importante para una buena cava, ya que cuando el vino se almacena adecuadamente, no sólo mantiene su calidad, sino aquellos que disponen de algún tipo de crianza, pueden mejorar en aroma, complejidad y sabor a medida que maduran durante su reposo.

Hay que cuidar el vino de la luz

Es importante señalar que es posible guardar y conservar el vino por periodos prolongados de tiempo en casa, si tienes el espacio adecuado que  los cuide de la luz, la temperatura, vibración y la humedad.

O si cuentas con algún equipo de almacenamiento que ofrezca ventilación, protegiendo a las botellas de la luz, de las vibraciones además de mantenerlas en una temperatura constante.

Los conocedores recomiendan que en el lugar de la guarda exista la humedad necesaria y controlada para evitar los olores fuertes, e incluso los ruidos y los campos electromagnéticos.

La humedad y mantenerlos en posición horizontal al almacenarlos son factores  importantes, ya que una humedad adecuada en el  corcho permite que éste nos se reseque y se abra, protegiendo al vino de olores, moho o podredumbre.

También debe de evitarse las vibraciones que produce  el movimiento. Cuanto más añejo es el caldo, existen más posibilidades de estropease por el movimiento.

La temperatura adecuada de guarda es de 10°C a 12°C

En el tema de la temperatura los expertos recomiendan mantener un control constante de temperatura entre los 5°C y 18°C, siendo el punto óptimo entre 10°C a 12°C, ya que cuando existen cambios mayores en la graduación, se puede provocar el envejecimiento prematuro del vino o si se sobrepasa los 24°C, el vino se oxida rápidamente.

Si realmente eres amante del vino y se preocupa por que éstos conserven sus cualidades e incluso mejoren, te recomendamos adquirir un equipo que cuide de todos los detalles para una maduración adecuada.

Vintec es una opción, pues ofrece un sistema de calidad de flujo de aire, evitando que penetren olores al vino y no  exista moho que dañe los corchos y etiquetas.

Además mantiene la temperatura estable para conservarlos y facilita su natural maduración a través de una función auto regulable con circulación de aire y control de vibración.

Un beneficio clave de la firma australiana, es que, con la adquisición de sus equipo, el propietario se hace acreedor al selecto VintecClub, que reúne a los amantes del vino con carácter de exclusividad.

Así que ya sabes que detalles debes cuidar a la hora de guardar un vino y disfrutarlo cuando lo abras.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.