Reforzamiento en L12 del Metro obligará a rediseño de columnas y trabes

Alberto Cuenca Reportero en Capital CDMX

El gobierno de la Ciudad y las empresas de Carlos Slim trabajarán en 256 frentes de obra para rehabilitar y reforzar el tramo elevado de la línea 12 del Metro.

Ese reforzamiento implicará un nuevo diseño de puntales o columnas, vigas o trabes y diafragmas, todas ellas de acero, que fortalecerán el tramo.

El secretario de Obras de la Ciudad, Jesús Esteva, reiteró que esas obras tendrán una duración de un año y para lograrlo será necesario trabajar en 50 frentes de forma simultánea.

EL REFORZAMIENTO

El reforzamiento incluirá la sección que en 2017 a causa del sismo de ese año tuvo una deformación de 30 centímetros.

 “Ahí se va a modificar el tipo de reforzamiento”, agregó el funcionario en conferencia de prensa.

El cambio en el diseño de las estructuras de reforzamiento generará un sistema que ingeniería que se conoce como redundancia.

“Es decir, si falla algún elemento, otro elemento puede tomar las fuerzas que no está tomando, que es una condición que ahorita no tiene la Línea 12”, dijo Esteva.

De esta forma, agregó, se solventarán las observaciones que hizo tanto el Comité Técnico creado para plantear la rehabilitación de la línea 12, así como la empresa DNV.

Explicó que para iniciar esa labor ya comenzaron los trabajos de topografía que ayudarán a tener un proyecto geométrico y luego un proyecto ejecutivo.

En el segmento del túnel de la línea 12 se realiza un levantamiento topográfico de registros y vías para hacer el proyecto de drenaje, debido a filtraciones de agua detectadas.

En la conferencia, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, dijo que este reforzamiento con el rediseño estructural ya fue consensuado con el empresario Carlos Slim.

Lo anterior, porque Grupo Carso será una de las compañías que trabajen en la reconstrucción de la línea 12, sin costo para el gobierno, junto con ICA, Alstom y CAF.

BATEA SHEINBAUM ACUSACIONES

Durante la conferencia se le cuestionó a Sheinbaum sobre las acusaciones del abogado Gabriel Regino, en el sentido de que la actual administración ya conocía de problemas de deformación en trabes y no hizo nada.

La jefa de gobierno expuso que de acuerdo con el dictamen de DNV, la deflexión hallada en 2019 con sobrevuelo de un dron fue de 7.23 centímetros.

“Sin embargo, el Reglamento de Construcciones del Distrito Federal, para un claro de 30 metros, contempla que una deflexión pudiera llegar, como deflexión máxima, hasta 13 centímetros.

Entonces, dentro del rango de las deflexiones que marca el reglamento, estaría la que está observando DNV, esto es importante mencionarlo”, argumentó la mandataria.

Negó pronunciarse sobre una falta de mantenimiento de parte de su administración y se fue a las conclusiones del dictamen técnico presentado por DNV que, hasta leyó tres veces.

 “Los resultados de los análisis indicaron que el colapso ocurrió como resultado del pandeo de las Vigas Norte y Sur, facilitada por la falta de pernos funcionales en una longitud significativa, lo que causó que parte del tramo elevado perdiera su estructura compuesta”, insistió.

También se le cuestionó sobre los dichos de Regino en el

sentido de que se perdió la cadena de custodia de tres pruebas de acero tomadas de la zona cero en donde fue el colapso de la trabe el 3 de mayo.

Dijo que no entraría a debate con Gabriel Regino, quien es abogado del ex director del proyecto Metro Enrique Horcasitas y de otros ex funcionarios.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.