Recuperan espacios históricos de Coyoacán

Para la alcaldía Coyoacán es de suma importancia recuperar espacios históricos y preservar el valor de sus edificios tras años de abandono, por ello dio inicio un plan de rehabilitación, preservación y restauración de sitios emblemáticos como el antiguo Palacio de Cortés, el kiosco del Jardín Hidalgo, así como la Arcada Atrial del Ex Convento de San Juan Bautista que se ubica en el Jardín Centenario.

Durante muchos años estos sitios han sido objeto de desatención y abandono en su mantenimiento y preservación. Además de las condiciones climáticas, han sufrido daños y maltrato incluso por administraciones pasadas que los han pintado sin las autorizaciones respectivas o de algún color que no forma parte de la paleta histórica que tiene autorizada el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Estos trabajos, que se llevan a cabo por la Dirección General de Obras y Servicios Urbanos, forman parte de todo un proyecto de preservación y mejoramiento de instalaciones y edificios de la Alcaldía, algunos de los cuales, ante su abandono, ya representaban un riesgo para visitantes y personal que labora en la propia alcaldía. “Sobre las demás intervenciones, pronto habrá más noticias”, informó la arquitecta Martha Elguea Viniegra, titular de la citada Dirección.

En el Palacio de Cortés se realizan trabajos de cantería y restauración que consisten en la consolidación de la cantera, la restitución de elementos faltantes, degradados, rotos y/o fisurados, trabajos de mantenimiento y rehabilitación de maderas de puertas, ventanas, vigas, gualdras y zapatas, la reintegración de impermeabilizante asfáltico y la reintegración cromática de paramentos.

Recuperan espacios históricos de Coyoacán

La arquitecta Elguea Viniegra destacó el compromiso de la alcaldía Coyoacán de preservar su patrimonio, conservar su imagen y sobre todo respetar su espíritu tradicional. “Para la pintura final se realizaron estudios y se pudo identificar como color original el pigmento amarillo el cual nos permite proponer la pintura de este color bajo los permisos del INAH”.

En el arco atrial se realizan trabajos de restitución de aplanado deteriorado, consolidación y reintegración de roleo dañado en arcada, limpieza, rejunteo, labrado de cantera, impermeabilización de cubierta y aplicación de pintura.

Las labores que se desarrollan en el kiosco de estilo afrancesado, corresponden a la restauración de vitrales, la cubierta metálica y elementos pétreos, la reintegración de madera en el lambrín de la cubierta y el piso de coro, conservación de herrerías, habilitado de sótano y modernización de instalación eléctrica.

“Por ello decimos que le estamos dando un nuevo rostro a Coyoacán. Dignificamos las instalaciones para los trabajadores y para los visitantes, recuperamos su espíritu histórico y preservamos su patrimonio, por eso decimos que en Coyoacán estamos imparables”, dijo Giovani Gutiérrez Aguilar.

Cabe destacar que por su historia y ubicación, estas tres edificaciones, Palacio de Cortés, Arcos Atriales y kiosco de Jardín Hidalgo, fueron catalogadas como monumentos históricos según el decreto publicado en el Diario Oficial del 19 de diciembre de 1990.

 

Imprimir artículo Síguenos en Google News

Post más visitados en los últimos 7 días