Quirino Ordaz y los priistas en la 4T

Los temblores nuestros de cada día

Quirino Ordaz y la llegada de los priistas a la 4T. La llegada de Quirino Ordaz al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es una especie de avanzada del priismo en la 4T.

Es una jugada de largo alcance y que tendrá repercusiones más allá de Sinaloa.

Porque en los hechos el PRI pierde a uno de sus mejores cuadros y a un gobernante bien calificado.

A pesar de que su partido perdió la contienda por la gubernatura y le abrió el paso al morenista Rubén Rocha.

El presidente López Obrador señaló que quiere aprovechar la experiencia de Ordaz, para encargarle que continúe apoyando la trasformación del país desde España, como embajador.

Su misión será la de restaurar las relaciones diplomáticas que averío el propio presidente de la República al exigir disculpas al rey Felipe VI por la conquista ocurrida 500 años antes.

Pero lo de Ordaz es simbólico y por ello importa ya que es una muestra de que la estrategia de acuerdos puede fructificar mucho más que la del enfrentamiento.

Y más en un momento en que Morena requiere del apoyo de otros partidos para impulsar la agenda de reformas en el congreso.

Es interesante observar que unos días antes de la invitación al todavía gobernador de Sinaloa, la fracción del PRI votó junto a los morenistas la aprobación de la nueva Ley de la Armada.

La ley que permite que los marinos se encarguen de la administración de los puertos y que fue rechazada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

Es un reflejo, de que en la legislatura recién inaugurada los priistas tienen una agenda abierta.

Y que están dispuestos a respaldar a la 4T en algunas de sus iniciativa, aunque con el dique, al menos hasta ahora, de las propuestas tendientes a debilitar al INE y a los órganos autónomos.

Es probable que el gobernador sinaloense no haya avisado a la dirigencia de su partido.

Por lo que su incorporación al gobierno tendrá carácter de personal, aunque nadie puede ignorar el significado que adquiere tan sólo el anuncio mismo del hecho.

Quirino Ordaz y los priistas en la 4T

Quirino Ordaz, el último informe.

Es explicable, porque en Morena y el PRI hay convergencias históricas.

Al grado de que muchos de los dirigentes del partido de la 4T militaron en el pasado en el otrora partido dominante.

El PRI, por lo demás, está extraviado y su dirigencia bajo presiones constantes que no la auguran un futuro promisorio.

Lo que también se convierte en un aliciente para diversos priistas de buscar refugio con quienes ahora tienen el poder.

Un riesgo, por supuesto, para el bloque alineado en Va por México y para las posibilidades de una postulación de unidad en 2024.

López Obrador y Ordaz anunciaron, en los hechos, que las cosas pueden ir por otro lado y que Madrid vale ese empeño.


TE PUEDE INTERESAR: Refuerzan la Secretaría de Gobierno CDMX

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.