A la congeladora iniciativa para sancionar a ministros de culto si discriminan

Ciudad de México.- La iniciativa presentada por la diputada morenista Reyna Ascencio Ortega para modificar el párrafo IV del artículo 29 de la Ley de Asociaciones Religiosas en la que se pretendía sancionar a los ministros de culto y asociaciones religiosas de promover actos de discriminación fue enviada a la congeladora.

El proyecto presentado expuso sancionar legalmente a los ministros de culto que “profieran expresiones o actos de discriminación en contra de las personas con motivo de su identidad sexual o expresión de género, ello con el objeto de evitar ataques desde organizaciones religiosas en contra de la población de la diversidad sexual”.

Esta iniciativa presentada en noviembre del año pasado tocó una fibra sensible de los grupos religiosos de ultraderecha que se organizaron a través de redes sociales para dar la batalla.

La jerarquía católica no se involucró públicamente, mantuvo silencio mientras este tema se cabildeaba en la Cámara de Diputados.

Fueron los pastores evangélicos y grupos pro vida los que levantaron la voz y enviaron a diputados cartas para intentar detener el avance de la iniciativa.

Previó al 2 de marzo, fecha para discutir la iniciativa, el pastor Daniel Nájar, quien asegura haber dado una batalla en contra de la ideología de género, publicó en redes sociales “…en la práctica se trata de que los pastores no puedan expresarse de la relación homosexual y lésbica como pecado y que quien lo haga, tenga consecuencias legales”.

Por lo que llamó a los pastores a unirse y “levantar un movimiento social más fuerte y que con los valores del Reino contrarreste de fondo esta ideología”.

El pastor Adolfo Arias Job, presidente de la Iglesia Nacional Presbiteriana de México, envió una carta al diputado René Juárez Cisneros, coordinador parlamentario del PRI, para solicitarle “escuche la voz de esa iglesia que está en desacuerdo” y le solicitó una reunión.

El pasado martes, el pleno de la Cámara de Diputados no la discutió y al siguiente día está no apareció en los temas a tratar, así que se decidió congelar esa iniciativa.

Para el analista Guillermo Gazanini, la decisión de archivar los cambios a la ley de AR propuesta por la morenista Reyna Ascencio Ortega puede tener tres escenarios: era una reforma ociosa que podría abonar a una oleada de amparos; presión de cabilderos, pero por la que considera es más factible es que la mesa directiva la bajó porque no había consenso entre los grupos parlamentarios.

A través de redes sociales los presbiterianos se adjudicaron lo que consideran un triunfo “gracias a las presión hecha por la iglesia evangélica y organizaciones pro-vida tuvo un efecto positivo. La propuesta a la Ley de Asociaciones Religiosas y culto público no será discutida. La Junta de Coordinación Política bajó el tema”.

Los líderes religiosos podrán continuar con sus comentarios de discriminación en contra de la comunidad de la diversidad sexual y sólo podrán recibir un extrañamiento de la Dirección de Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación o el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación los instará a ofrecer una disculpa pública, siempre que los agredidos presenten la queja correspondiente.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.