Ingobernabilidad en Michoacán y Tamaulipas

La reforma eléctrica podría acabar con el PRI

Las diferencias políticas, no legales, entre el presidente López Obrador y los gobernadores de Michoacán y Tamaulipas tienen a esas dos entidades en la ingobernabilidad.

El narcotráfico ha ocupado los vacíos que los gobiernos federal y estatales han dejado debido a sus constantes confrontaciones, siendo los únicos afectados los ciudadanos.

Ni al Presidente ni a los gobernadores Silvano Aureoles y Francisco Javier Cabeza de Vaca están interesados en resolver sus diferencias en aras de la seguridad.

El tabasqueño reconoció ayer: “si no terminamos de pacificar a México, por más que se haya hecho, no vamos a poder acreditar históricamente a nuestro gobierno”.

Ahora sí el mandatario mexicano está en lo correcto. Como Presidente electo dijo que su sola llegada a Palacio Nacional disminuiría la violencia y hay ingobernabilidad en Michoacán y Tamaulipas.

Michoacán y Tamaulipas sin ley

Ingenuo, sigue creyendo que la sola palabra presidencial sirve para que los delincuentes dejen de asesinar.

Los hechos violentos se incrementan y cada día los criminales son más sanguinarios. Casi a la mitad del sexenio, este gobierno no ha dado resultados.

Por eso las reuniones con los gobernadores en funciones y electos con una única agenda: seguridad. No recibirá a Aureoles ni a Cabeza de Vaca.

Interpretar la ley a conveniencia

En el segundo caso porque “hay un asunto legal”, argumentó López Obrador. Pero también hay asuntos pendientes con Layda Sansores, Alfredo Ramírez Bedolla y Ricardo Gallardo.

Las elecciones en Campeche, Michoacán y San Luis Potosí fueron impugnadas y será el Tribunal Electoral el que declare la validez o anule los procesos electorales

Es decir, si fuera por la cuestión legal, no debió recibirlos, porque sigue pendiente la resolución de esas impugnaciones presentadas por la oposición.

El Presidente interpreta la ley a conveniencia. La negativa a reunirse con Aureoles y Cabeza de Vaca no pasa por lo legal, sino por lo político.

Mientras esas diferencias no se superen, los únicos afectados son los michoacanos y los tamaulipecos, porque están a merced del narcotráfico.

Los gobernadores de esas dos entidades continúan con el golpeteo al gobierno y sus estados no recibirán apoyo hasta que ambos dejen el gobierno,

En tanto, el Presidente no ha podido con la violencia y mientras continúe viendo todo electoralmente, no podrá resolverlo.


TE PUEDE INTERESAR: Sale Alejandra Barrios de la cárcel. Le otorgan beneficio de prisión domiciliaria


 

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.