Es tiempo de que la ley sea la ley

El COVID aliado de la 4T

Es tiempo. La incongruencia y contradicción del apóstol de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a cuatro años de gobernar México que deseó hace 18 años, ya ensució de entrada a “sus’’ cuatro ministros de la SCJN, salga positiva o no la resolución de modificar la prisión preventiva oficiosa.

El mensaje del arrendador de palacio nacional fue claro y fuerte.

Allá esos cuatro que el propuso como ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), quienes no podrán obtener la presidencia en diciembre próximo del máximo constitucional del país.

Cómo es que piensa que los 11 ministros, entre ellos los cuatro suyos, que dice “me equivoqué poque hice propuestas, pero ya una vez que propuse para el cargo, o porque cambiaron de parecer, ya no están pensando en el proyecto de transformación y hacer justicia’’.

Cuál es el fondo se preguntarán.

Sencillo: “hice propuestas…’’ A quiénes, a ellos, al presidente de la SCJN que ya estaba porque es herencia del neoliberalismo y que resultó ser un “agachón’’ que, si no lo frenan sus propios compañeros estaría perpetuando su linaje, el cual no es mucho.

El 5 de septiembre seremos testigos de la resolución y curiosamente rumbo a las fiestas decembrinas se mueven los tiempos, porque Arturo Zaldívar Lelo de la Rea, que no tiene nada de acervo constitucionalista, termina su mandato como presidente.

Es tiempo de reflexión 

No es que se vaya de Tribunal Constitucional, sino que acabó su presidencia y se abre el “hueco’’, ese que vendió el rayito de esperanza a los otros 11 ministros y seguirá en el Pleno, mientras que el ministro ponente que va por declarar la inconstitucionalidad de esa figura va igual de salida.

Los ministros son becados por 15 años y tanto Zaldívar Lelo de la Rea como Luis María Aguilar, quien es el ministro ponente que va por la inconstitucionalidad de la figura de prisión preventiva oficiosa, serán ministros jubilados en 2024.

Así es que el “gancho’’ ambicioso para el próximo fin de periodo en la SCJN de diciembre se encamino a sus “nombrados’’: José Luis González Alcántara, Margarita Ríos Farjat, quienes han ido en contra de los deseos del presidente de la 4T en el tribunal constitucional.

No así, Yasmín Esquivel y Loreta Ortiz, quienes se han entregado a los deseos presidenciales que pretenden extender su 4T un sexenio más y están pagando el precio de su nombramiento en ese poder supuestamente independiente.

Es interesante la propuesta del presidente beisbolista y es ahí, donde veremos de qué lado masca la iguana en la SCJN, no lo echen en saco roto, vean las últimas resoluciones de esos cuatro, señalados como cooptados para el cargo y de la 4T por el mismo mandatario tabasqueño.

Eso me contaron en radio pasillo de la Corte.

La SCJN siempre se ha distinguido para enderezar entuertos, chicanadas o estupideces presidenciales y legislativas, no solo de esta administración, sino de otras anteriores, que rechazan, corrigen o reconstruyen las “genialidades’’ del Poder Legislativo.

Para eso se creo la SCJN y cuando había broncas después de comicios, que enfrentó en su tiempo, recomendó a los poderes Legislativo y Ejecutivo, crear el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para dirimir controversias electorales, órgano que ahora quieren desaparecer.

COMMODATO

Vale la pena redactar algo del 4 Informe de Gobierno Federal o la 4T ($T).

Es pregunta.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.