Denuncian nepotismo en el IECM

Sede de la IECM ubicada en Coapa

El movimiento estructural que atraviesa el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) puso a la luz las relaciones nepotistas dentro del órgano autónomo. 

Y es que, entre los nuevos funcionarios de altos puestos se repiten apellidos familiares dentro del organismo, reveló La Jornada. 

Con un salario mensual de 82,241 pesos, María Guadalupe Zavala Pérez, fue elegida como titular de la Unidad Técnica de Asuntos Jurídicos. 

No obstante, resuena su relación filial con Beatriz Claudia Zavala Pérez, quien es consejera electoral del Instituto Nacional Electoral (INE). 

A su vez, Beatriz Zavala guarda una relación con el consejero Bernardo Valle Monroy desde 2010. 

De hecho, la funcionaria votó a su favor para que se le eligiera a Valle Monroy como consejero. 

Como si se tratase de una reacción en cadena, una supuesta familiar de Valle Monroy, Yoali Monroy Anaya, se convirtió en la subdirectora de Procesos Electorales Participativos, percibiendo 42,283 pesos mensuales. 

Denuncian nepotismo en la IECM

También ha habido algunos que aprovecharon las reformas administrativas para ascender a sus simpatizantes. 

Tal es el caso de la consejera presidenta, Patricia Avendaño Durán, quien elevó a su asesora Mónica Chalchy García a directora de Planeación y Recursos Financieros en menos de un año. 

Aprovechando su posición, Avendaño situó a Raúl Ferreira Gómez, su antiguo colaborador distrital como actual coordinador de asesores de la Secretaría Ejecutiva. 

A pesar de que el interino designado es Gustavo Uribe, trabajadores del IECM han dicho que Ferreira opera como titular del área. 

Por último, también se sabe que la consejera electoral Sonia Pérez Pérez, posicionó a su jefe en la sala regional especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Bernardo Núñez Yedra, como titular de la Unidad Técnica de Archivo, Logística y Apoyo a los Órganos Desconcentrados. 

Se presume que Núñez Yedra percibe 82,241 pesos mensuales, aunque el área tendrá que desaparecer debido a la reforma propuesta por Morena. 

Plan del programa de reestructuración

El programa de reestructuración se divide en seis etapas que comprenden desde la recolección de información interina, su análisis, realización e implementación del proyecto. 

Además, se promete dar seguimiento al proceso y la elaboración de manuales de disposición y funcionamiento. 

Se tiene planeada la contratación de especialistas para dar un asesoramiento más específico. 

Para tal cuestión, el instituto invertirá cerca de 30,000 pesos mensuales por un lapso de tres meses. 

 

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.