AMLO revela que hay denuncias ante la FGR por hackeo a periodistas

Hace dos semanas se subió un listado de aproximadamente 300 nombres y datos personales de periodistas que fueron acreditados para cubrir la mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por ello, AMLO hoy en la mañanera ha retomado el tema, diciendo que ya se han presentado denuncias a la Fiscalía General de la República. Además, mencionó que el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos (INAI) sigue avanzando con las investigaciones.

 “Ya se presentaron las denuncias. Vamos, cuando tengamos algo, que se informe sobre esto”. Aseguró el mandatario.

¿Hackeo o filtración?

El pasado 27 de enero por medio del fundador de la firma de ciberseguridad SILIKN, Víctor Ruiz, reveló que se había dado una filtración del Sistema de Acreditación de Prensa de Presidencia; por lo que se habían dado a conocer la información de aproximadamente 300 periodistas en una página web que tiempo después fue deshabilitada.

Dentro de los datos revelados mencionó Víctor Ruiz que había pasaportes, identificaciones, RFC, correos electrónicos, teléfonos, direcciones fechas de nacimientos y CURP de periodistas acreditados para asistir a la mañanera.

Ante la vulneración de datos de decenas de periodistas las autoridades no dijeron nada hasta que llegó la mañanera del lunes 29 de enero. 

Al mismo tiempo, Luisa Alcalde, secretaria de Gobernación; Jesús Ramírez Cuevas, portavoz del Gobierno; Carlos Emiliano Calderón, coordinador de Estrategia Digital Nacional; y Arturo Medina Padilla, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración realizaron una conferencia de prensa en donde mencionaron que no fueron 309 los periodistas afectados, sino que fueron 263.

Agregaron que la sustracción de datos se dio desde el 22 de enero de «una página de preproducción que se utiliza justo para generar la base de datos, es donde se hacen pruebas y se utiliza para correr el sistema y probar que sí funciona”. afirmó Ramírez Cuevas.

Sin embargo, la operación no alzó ninguna alarma ya que se hizo con el usuario y contraseña de un empleado estatal que no labora desde hace dos años. Por ello, es que hasta el viernes 26 de enero es que se dio cuenta de lo sucedido de viva voz de los periodistas.

En la misma conferencia de prensa especificaron que no fue una filtración sino de un hackeo, ya que la lista de datos se extrajo de manera ilegal desde una IP española por agentes externos. A diferencia de una filtración que se da de manera legal y de forma interna.

Imprimir artículo Síguenos en Google News

Post más visitados en los últimos 7 días