Violencia de género perjudica a la política en México

Mujeres en la política

El magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Reyes Rodríguez Mondragón calificó como inaceptable que la violencia política de género siga obstaculizando la participación de las mujeres en la vida diplomática del país.

Es importante incitar la participación de las mujeres en las decisiones del Estado.

Mientras mayor sea la nuestra actividad en esta esfera, más aceptación ganará nuestra presencia en la política.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) alienta a las mexicanas a participar como votantes, candidatas, dirigentes de partidos políticos y personal electoral para generar una equidad en la presencia política.

Sin embargo, según el Instituto Nacional Electoral (INE), la participación de las mujeres ha crecido en conjunto con la violencia hacia este grupo.

La violencia de género priva a las mujeres de sus derechos

El INE señaló que una de cada tres mujeres se abstenía a dedicarse al campo político por temor a ser asesinada.

La violencia de género es el resultado de distintos factores culturales que permean en varios ámbitos, tanto en la vida pública como en la privada.

Bajo esta concepción, en el ejercicio político, la violencia de género también se hace presente.

La CNDH asegura que cualquier persona que tenga un trato diferenciado ante una mujer por ser mujer que las afecte desproporcionadamente con la finalidad de mermar sus derechos político-electorales, ejerce este tipo de violencia.

Sin embargo, las manifestaciones de dicha privación de derechos humanos parecen contener causalidades complejas.

Por lo tanto, el problema no se soluciona únicamente a través de la acción de las víctimas.

La responsabilidad recae en todos y todas

Rodríguez participó en el Foro “Violencia Política contra las Mujeres en Razón de Género».

Su postura responsabilizaba tanto a las autoridades como a los partidos políticos.

También aseguró que es deber de la sociedad mexicana contribuir para derribar esta violencia estructural de discriminación y género.

«Las elecciones presentan una oportunidad para poner a prueba una democracia. Que las mujeres pueden inscribirse para votar, presentar su candidatura y emitir un voto en secreto son indicadores de una democracia inclusiva”, asegura la CNDH.

Con el objetivo de hacer frente a esta cuestión, se creó el Protocolo para la atención de la violencia política contra las mujeres en razón de género.

Los organismos creadores del protocolo prometen garantizar el libre ejercicio de los derechos político-electorales de las mujeres mexicanas.

Buscar la conciencia social ante la inaceptable situación que se vive en México es indispensable para cualquier estado democrático.

“Cualquier democracia debe incentivar la participación igualitaria e inclusiva y representativa de su ciudadanía”, manifestó Rodríguez Mondragón.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.