UNACDMX, el cadáver

Luis Eduardo Velázquez Director del diario y semanario digital Capital CDMX

UNACDMX, el cadáver. La Unión de Alcaldes (UNACDMX) que nació hace seis meses tras la elección de 2021 está muerta.

La famosa Unión de Alcaldes de la Ciudad de México, conformada por autoridades del PRD, PAN y PRI se vino abajo por varios factores.

El principal fue la falta de valores por parte de los alcaldes que no tienen una militancia fuerte en ninguno de los partidos de la alianza.

Las alcaldesas Sandra Cuevas, en Cuauhtémoc, Lía Limón, en Álvaro Obregón, o Giovani Gutiérrez, en Coyoacán, son una muestra de ello.

Fueron colocados por los actores de la negociación de la alianza PRD, PAN, PRI en 2021, pero responden a ellos mismos.

Cada uno ha adoptado su estilo y se ha desmarcado de los partidos y de la UNACDMX, incluso Gutiérrez puso un pie en Morena de la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, luego de que lo investigaran en el marco de los nexos con Mauricio Toledo.

Eso hay que aclararlo porque hay varias Morenas, sobre todo ahora que ya está abierta la sucesión presidencial de 2024.

La falta de lealtad a un partido político genera esos quiebres donde las alianzas electorales terminan en meros intereses personales y de grupo.

UNACDMX, el cadáver

En segundo lugar tuvieron una afectación por los errores y el protagonismo de Cuevas.

La poca credibilidad y unidad que había se hizo añicos con el uso faccioso de la justicia de la 4T.

El tercer factor fue la falta de una agenda para contribuir a un modelo de gobierno democrático.

No es que no haya agenda sino que han optado por competir de manera interna por los cálculos electorales.

Sin embargo, el hecho de que la UNACDMX sea un cadáver no significa que la alianza esté rota.

Por el contrario, está muy firme y más bien lo qué hay son reacomodos y eso será clave porque no todos los alcaldes tienen garantizada su reelección.

Para ello se requiere el aval del partido, salvo que deseen jugar su suerte en Morena como lo hizo en su momento Julio César Moreno.

A seis meses de la gestión de los nuevos alcaldes sólo se han consolidado los gobiernos priistas de Adrián Rubalcava, en Cuajimalpa y Luis Gerardo Quijano, en La Magdalena Contreras.

Así como el de los panistas Santiago Taboada, en Benito Juárez, y Mauricio Tabe, en Miguel Hidalgo.

Y el de la perredista Alfa González.

Así lo demuestran todas las encuestas que han evaluado el resultado de los alcaldes en la CDMX.

Y pese a que como bloque de alcaldes ya no representan nada, se mantiene vivo el interés por la alianza, aunque se deberán hacer ajustes para competir el 2024.

El interés prevalece porque en Morena sencillamente no hay competencia.

La única que brilla es la alcaldesa en Iztapalapa, Clara Brugada. Los demás son lastres incluso para la marca Morena.

Lo determinante para 2024 será el trabajo que realicen de aquí a junio de 2023. Es un buen momento para la evaluación de perfiles.

NOCAUT. 

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quedó tan debilitada con el último peritaje de la Línea 12 que el presidente Andrés Manuel López Obrador tuvo que reanimarla.

El problema es que se quizo presumir la supuesta seguridad, pero con la falta de credibilidad que persigue a Sheinbaum el mensaje no permeó.

Además de que sólo contribuye a reforzar la idea de que Sheinbaum cada día gobierna menos y desconoce la realidad.

Sin embargo, en las encuestas se refuerza el resultado negativo por su desgobierno.

¡Abrazos, no periodicazos!

Síguenos en Google News

Director del diario y semanario digital Capital CDMX
¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.