Un Mecanismo que sirva en México

Luis Eduardo Velázquez Director del diario y semanario digital Capital CDMX

Un Mecanismo que sirva en México es la principal demanda de los periodistas y defensores de derechos humanos en el país.

Desde 2010 se abrió una época oscura para el periodismo mexicano porque se entró en una espiral de violencia que ha cobrado ya 147 vidas, sólo de periodistas.

El problema no sólo abarca a periodistas, sino a defensores de derechos humanos, muchos de ellos enfocados a la defensa de la libertad de expresión.

Se marcó un parteaguas en 2010 porque para ese entonces sólo se tenía conocimiento de la muerte de Manuel Buendía y la desaparición de Alfredo Jiménez Mota en Sonora en 2005.

La guerra contra el narcotráfico que emprendió Felipe Calderón estaba en el momento más álgido.

Fue en Veracruz, gobernado por Javier Duarte, donde empezaron los hechos macabros y hubo una oleada de periodistas asesinados.

Ello generó un éxodo de periodistas de Veracruz a la capital del país, entonces gobernada por Marcelo Ebrard.

Ebrard dio una respuesta al problema y lo delegó a la Comisión de Derechos Humanos del entonces Distrito Federal.

Loa dotó de un presupuesto de 100 millones de pesos para salir del paso.

El conflicto era más grave de lo que se imaginaba y eso generó que las organizaciones de derechos humanos se metieran con fuerza.

Un Mecanismo que sirva en México

A los periodistas desplazados se les atendió medianamente porque todo el apoyo se daba a través de convenios de colaboración con entidades del Gobierno como la policía, la Procuraduría de Justicia y otras de carácter social.

Era un lastre ese peregrinar sin recursos suficientes y seguir subiendo la cifra de periodistas desplazados en todo México.

La mayoría paraban en la CDMX y por eso se pensó desde la ciudad en crear una Ley Federal para la Protección de Personas Defensoras de derechos Humanos y Periodistas.

Entró en vigor el 25 de junio de 2012, al final del gobierno de Calderón y quien llegó a implementarla fue Enrique Peña Nieto.

Lo hizo de forma superficial y con una visión mercantil, por ello se contrató a una empresa privada, que sigue vigente, para dar la atención a los periodistas que se sujetaran al «Mecanismo» de protección.

La Ley federal obligaba a ser armonizada en todo el país, sólo 23 estados lo han hecho en 10 años.

En esa década, el saldo es funesto porque para entonces en el nuevo sexenio ya van 51 periodistas asesinados, unos sujetos al Mecanismo y otros ignorados por ese ente que depende de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Al hacer el balance de los 10 años, la Segob y a propuesta del subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, se ha pensado en generar una Ley General para fortalecer el Mecanismo.

Es una acción correcta y se abrió un foro regional en el que participamos desde la Asociación Periodismo Nación MX.

Los foros serán regionales en todo el país, pero para que el ejercicio llegue a buen puerto se debe iniciar por la autocrítica.

El gobierno actual ha sido omiso en la protección de periodistas y ha permitido que sigan siendo las mismas organizaciones sociales las que «coadyuven» y de acuerdo con los testimonios de los mismos desplazados, estas organizaciones sólo lucran con su desgracia.

Atención a Víctimas

Un tema fundamental es atender a los periodistas sujetos al Mecanismo como «víctimas» y repararles el daño.

La 4T se ha dedicado a desprotegerlos y regresarlos a sus entidades pese al riesgo.

Por eso es necesario que en la nueva Ley General se logre un “modelo único” de protección integral que esté armonizado en las 32 entidades.

El de la CDMX se debe fortalecer porque es el más sólido en su carácter social, sin embargo, se conduce de manera ineficiente.

Se debe tomar en cuenta la iniciativa de Ley que promovió el Comité Cerezo en la Cámara de Diputados en 2019 y fue trabajada por varias organizaciones y periodistas.

Es necesario retomar el debate, pero empezar por atender el rezago a todas las víctimas de la violencia que se les ha eliminado su libertad de expresión.

No basta con una nueva Ley sino de voluntad política para generar estrategias que contrarresten el acoso y ataque a los profesionales del periodismo.

Hay una gran oportunidad, pero lo primero es que la 4T se sensibilice y dejen de ser los promotores del odio contra el periodismo sólo por no pensar igual que ellos. Se requiere ya un Mecanismo que sirva.

NOCAUT.

En la CDMX pese a la cuarta ola de la pandemia se viene una buena etapa en reactivación laboral.

Habrá distintas acciones que realiza el secretario del Trabajo, José Luis Rodríguez.

Esa ruta va impactar en rubros como la hotelería y el desarrollo inmobiliario.

Así como uno de los principales servicios de la CDMX: los repartidores de aplicaciones.

Para que avance será fundamental que se haga política con las 16 alcaldías.

Y no se actúe de manera sectaria como es el estilo de Martí Batres, quien se presume como Jefe de Gobierno.

!Abrazos, no periodicazos!

 

Síguenos en Google News

Director del diario y semanario digital Capital CDMX
¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.