Trabajadoras sexuales en riesgo por ejercer

Trabajadoras sexuales protestan en el Zócalo de la CDMX
Foto: Aurea Itandehui

Este jueves, las calles de la Ciudad de México (CDMX) fueron ocupadas por grupos de mujeres quienes marcharon exigiendo visibilidad hacia las carencias dentro del trabajo sexual.

La violencia estructural se infiltra en la vida pública y privada de todas las mujeres mexicanas, sin embargo, en el caso de las trabajadoras sexuales el problema se agudiza al ser un sector olvidado en cuanto a las políticas públicas. 

Rocío Suárez, integrante del Centro de Apoyo a las Identidades Trans señaló que, entre el mes de abril y mayo, han sido asesinadas dos trabajadoras sexuales y una más fue víctima de intento de homicidio dentro de la alcaldía Cuauhtémoc, según Animal Político. 

Por otro lado, de acuerdo con la Segunda Encuesta de Trabajo Sexual, Derechos y No Discriminación, el 60% de las trabajadoras sexuales aseguró haber vivido violencia durante el ejercicio de su profesión. 

Estas acciones, reveló el documento, son reproducidas en su mayoría por clientes y policías. 

Peticiones de las trabajadoras sexuales para combatir la violencia laboral 

Durante la marcha, se entregó a Jaime Morales, funcionario del Gobierno de la CDMX un pliego petitorio firmado por las participantes. 

En respuesta, Morales se comprometió a crear mesas de trabajo para atender a las demandas del documento. 

En dicho pliego se exigió reconocer a esta labor legítimamente como no asalariada, programas de acceso a la salud y atención a víctimas de procedimientos estéticos negligentes, reportó Animal Político. 

Otros puntos importantes anexados fueron la creación de programas educativos para las trabajadoras y guarderías para sus hijos e hijas. 

Además, se incluyó una petición para facilitar el trámite de documentos de identidad a mujeres en situación de calle. 

Un trabajo informal 

El trabajo sexual continúa siendo un tema que carece de un abordaje formal debido a la respuesta de las instituciones y al preconcepto social. 

“Cerca de 70 mil trabajadoras sexuales de la CDMX –de acuerdo con la organización Brigada Callejera– salen todos los días de su casa, sin la certeza de que van a regresar. 

Pues su vida corre peligro en cuanto entran a alguna habitación con los clientes. Quedan totalmente expuestas. Nada ni nadie les garantiza su seguridad”, reportó revista Chilango.  

Además, otra cuestión que complejiza el tema de la regulación del comercio sexual, habita en la violencia ejercida más allá de los clientes. 

En la encuesta anteriormente mencionada, se reportó que el 2.3% de las personas que se dedican a este tipo de trabajos son forzadas a prostituirse, generalmente, por redes de trata. 

Como consecuencia, el tratamiento para este fenómeno debe de integrar soluciones multidimensionales que fortalezcan el trabajo político por parte de las instancias correspondientes para garantizar la formalización del trabajo sexual. 

No obstante, también se debe trabajar en el aspecto social en cuanto a la modificación de esquemas de pensamiento a nivel cultural. 

Feminicidios: el resultado de la violencia estructural 

En el artículo titulado Contextos socioculturales de los feminicidios en el Estado de México: nuevas subjetividades femeninas, Nelson Arteaga Botello explicó: 

“La violencia homicida contra las mujeres es una respuesta al resquebrajamiento del modelo hegemónico de feminidad y masculinidad.  

“De esta forma, los feminicidas se comprenden como sujetos de acción en una serie de procesos de cambio y transformación social y no como meros “dementes” o salvajes”. 

En 2020, la Diputada Martha Tagle Martínez exhortó a la Fiscalía capitalina a garantizar la justicia ante los casos de violencia de género contra las mujeres que ejercen el trabajo sexual en la CDMX. 

Sin embargo, gran parte de los crímenes perpetuados ante este grupo laboral quedan impunes debido a su invisibilidad mediática. 

Por tal razón, las protestas llevadas a cabo por estos grupos que testifican la precariedad dentro de sus trabajos buscan ser visibles por mano propia. 

El evento llevado a cabo en celebración del Día Internacional de las Trabajadoras sexuales, concluyó con el intercambio de historias de discriminación y desigualdad en la cotidianidad dentro de la prostitución. 

Las trabajadoras tomaron el megáfono y compartieron experiencias de maltrato ejercido tanto en su labor en las calles como en redes sociales. 

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.