Tipifican delito de transfeminicidio en la CDMX

Alberto-Cuenca.capital-cdmx.org
Alberto Cuenca Reportero en Capital CDMX

Por unanimidad diputados de las comisiones de Justicia e Igualdad de Género del Congreso capitalino aprobaron hoy una reforma que tipifica el delito de transfeminicidio e impone 70 años de prisión a quien lo cometa, con agravantes si se comete con saña.

Los legisladores avalaron reformas al Código Civil, Código Penal, a la Ley Orgánica de la Fiscalía General de Justicia y la Ley de Víctimas.

El Pleno del Congreso celebrará un periodo extraordinario de sesiones el próximo 18 de julio, donde se espera la ratificación del dictamen y se convierta en decreto.

EN MEMORIA DE PAOLA

La iniciativa que comprende el dictamen fue propuesta por el diputado de Morena Temístocles Villanueva Ramos.

Plantea la urgencia de reconocer el transfeminicidio como una figura penal autónoma y un crimen por sus propios rasgos, ya que se presenta como un delito de odio.

También busca garantizar el acceso a la justicia sin revictimización, que puede operar por la criminalización de las actividades que desarrollen trabajadoras sexuales o tan sólo por la identidad de género.

La iniciativa de Temístocles Villanueva se presentó en memoria de Paola Buenrostro, una trabajadora sexual trans de 25 años, quien fue asesinada a balazos en septiembre de 2016 en la CDMX.

Esta reforma tiene su origen en la recomendación emitida por parte de la Comisión de Derechos Humanos a la entonces Procuraduría General de Justicia local, misma que demostró falta de diligencia y de aplicación de perspectiva de género y enfoque diferenciado en la investigación del transfeminicidio de Paola Buenrostro.

LA REFORMA PENAL

En la tipificación del transfeminicidio se plantean razones de género, de identidad y de expresión. 

Se señala la discriminación y razones de odio como motivos para cometer el delito. 

Así, dentro del Código Penal se incluye un artículo 148 Ter y en éste se señala que comete el delito de transfeminicidio quien, por razón de identidad de género o expresión de género, prive de la vida a una mujer trans o a una persona cuya identidad o expresión de género, real o percibida, se encuentre dentro del espectro femenino de género.

SANCIONES

Las penas de prisión son severas para este ilícito, pues a quien cometa transfeminicidio se le impondrá de treinta y cinco a setenta años de prisión. 

No obstante, la pena se agravará hasta en una tercera parte de la sanción prevista, cuando concurra cualquiera de circunstancias como que la víctima presente señales de saña relacionadas con su identidad de género o expresión de género.

Se considera que existe saña cuando el victimario actúe con crueldad o bien aumente deliberadamente el dolor o sufrimiento de la víctima.

También se considerará un agravante cuando el delito sea cometido en el contexto del trabajo sexual o se haya ejercido actos de explotación sexual o trata de personas en agravio de la víctima.

Para la acreditación del delito de transfeminicidio, la Fiscalía y demás instancias correspondientes deberán seguir los requisitos establecidos por el Protocolo de Actuación para la Atención a las Personas de la Comunidad LGBTTTI.

AL CÓDIGO CIVIL

Un elemento importante en lo relacionado a la reformas al Código Civil plantea que en el caso de un cadáver de persona transgénero, si este no es reclamado por sus familiares, o en caso de que sí sea reclamado pero ello constituya una vulnerabilidad para su identidad de género, expresión de género o dignidad, el cuerpo deberá ser entregado a su familia elegida o familia social.

La reforma al Código Civil también plantea que para las actas de defunción de las personas transgénero, en caso de que sus familiares se nieguen a realizar el trámite o pudieren vulnerar su identidad o expresión de género, dicha acta podrá ser tramitada por una persona que pertenezca a la familia social.

En este sentido, la modificación a esta ley establece el concepto de familia social.

Por último, la propuesta de reforma a la Ley Orgánica de la Fiscalía capitalina obliga a la institución a generar datos estadísticos e informes trimestrales sobre

los delitos realizados en contra de la comunidad LGBTTTI+

Además, en sus investigaciones deberá evitar en todo momento los prejuicios y estereotipos de género.

EL DIAGNÓSTICO

En la exposición de motivos incluida dentro del dictamen se presenta un diagnóstico sobre el delito de transfeminicidio en México.

De acuerdo con el dictamen, el transfeminicidio se entiende como una manifestación extrema de la violencia de género y la discriminación que enfrentan las personas trans en una sociedad que refuerza las normas binarias de género.

Al igual que los feminicidios, los transfeminicidios son una forma de violencia de género, dirigida específicamente hacia personas que desafían las normas tradicionales de género. 

Las mujeres trans y las personas trans femeninas son blanco de violencia debido a su identidad de género y expresión, lo que refleja y perpetúa las estructuras de poder patriarcales.

Tan solo en 2024 se han contabilizado al menos 28 transfeminicidios en México, siendo la Ciudad de México la región donde ha habido más víctimas, con ocho casos, según la organización Lleca-Escuchando la Calle. 

Las cifras de la organización Transgender Europe revelan que en nuestro país se registraron 649 asesinatos de personas trans entre los años 2008 y 2022. 

Esto coloca a México en el segundo lugar mundial en transfeminicidios, solo detrás de Brasil.

Según la organización Letra S, las personas trans conforman el 55.2% de las víctimas de homicidio a causa de su orientación sexual, identidad o expresión de género. 

Lo anterior arroja una tasa estimada de 15 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Esto es más del doble que la reportada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) para las mujeres cisgénero.

En promedio, la esperanza de vida de una mujer trans en México es de 33 años, lo que contrasta significativamente con la media de 78 años considerada para las mujeres cis.

Imprimir artículo Síguenos en Google News