Romería en el Monumento a la Revolución, escenario de denuncias y discordia entre vendedores

Alberto-Cuenca.capital-cdmx.org
Alberto Cuenca Reportero en Capital CDMX

La romería de fin de año que se instaló en las inmediaciones del Monumento a la Revolución se ha convertido en un escenario de discordia, así como foco de  acusaciones sobre corrupción orquestada por funcionarios del gobierno de la Ciudad.

Por una parte, un grupo de comerciantes denunció que desde el gobierno central se exige a los líderes de vendedores el pago de 210 mil pesos por los puesto colocados en los alrededores del Monumento y en la avenida de la República.

Otro grupo acusó que la autoridad capitalina favoreció indebidamente a una sola organización, la de la diputada federal María Rosete, al permitirle ocupar la mayoría del espacio, en detrimento de las otras agrupaciones.

COBROS

Desde el área de prensa de la organización que preside la familia Barrios se emitió un comunicado con acusaciones sobre corrupción.

En el comunicado se denunció que Ricardo Jaral Fernández, Director General de Programas de Alcaldías y Ordenamiento de la Vía Pública del GobCDMX, pide 210 mil pesos a cada uno de los seis dirigentes con puestos en torno al Monumento.

Eso hace un gran total de un millón 260 mil pesos.

“Jaral Fernández ha mandado a gente que se identifica del área de Protección Civil de la Ciudad y nos asegura que por instrucciones de la Subsecretaria de Programas de Alcaldías y Reordenamiento de la Vía Pública, Dunia Ludlow, debemos entregarles 210 mil pesos”, se lee en el comunicado.

Ese dinero es para cubrir diversos conceptos como: “Programa especial, 75 mil pesos; para corresponsable e instalación, 65 mil pesos, y seguridad estructural 70 mil pesos”.

En el comunicado se señala que los dirigentes y sus grupos con presencia en la zona del Monumento son Sofía Trejo, Alicia Méndez, Francisco García, María Elena de la Rosa, Sergio Chávez y una mujer a quien sólo se le identifica como “Esperanza”.

DISCORDIA

Por separado, la dirigente de la Unión de Marchantes en Movimiento AC, Sofía Trejo, dijo que en esa romería también tienen presencia la lideresa de ambulantes Alejandra Barrios y su hija Diana Sánchez Barrios.

Pero Trejo expuso que la de mayor presencia y más beneficios es la también dirigente y diputada del PT María Rosete.


Acusó que Rosete tiene presencia en 6 mil metros cuadrados de ese espacio, a través de cuatro grupos, con puestos de comida y juegos mecánicos.

El favoritismo del que goza Rosete, denunció, ha desplazado a unos 200 vendedores de otras agrupaciones, entre ellos dos que están conformados por artesanos indígenas.

Para Rosete y sus organizaciones como el Frente Metropolitano de Organizaciones y Vendedores en la Vía Pública (FREMOP), el  beneficio fue con los mejores espacios en los alrededores del Monumento y en toda la avenida de la República, acusó Sofía Trejo.

Dijo que los puestos de Rosete han copado dicha vialidad sin respetar siquiera medidas de protección civil, a tal grado que el pasado miércoles 20 de diciembre se registró un incendio en el edificio abandonado de lo que era el ISSSTE.

Los bomberos no pudieron ingresar con sus carros tanques ni grúas para sofocar el incendio, pues toda la avenida está ocupada con juegos mecánicos.

Tan solo uno de esos juegos, denominado Bóster, mide 160 metros cuadrados y una altura de 30 metros.

“Las dimensiones de ese sólo juego equivalen a la ocupación que hacemos cualquiera de nuestras organizaciones con antecedentes históricos en las romerías de fin de año”, fustigó Sofía Trejo.

PAGOS

Trejo negó que el funcionario Ricardo Jaral les hubiera exigido un cobro, como lo denunciaron desde la familia Barrios.

No obstante, dijo que en esta ocasión sí se les exigió un pago de 357 pesos por metro cuadrado de calle ocupada.

Es decir, por un puesto de cuatro metros cuadrados se deben pagar mil 428 pesos.


El dinero es para la elaboración de un Programa Especial de Protección Civil que exigen las autoridades a cambio de autorizar los permisos.

Además, se debe considerar un pago adicional para un Director Responsable de Obra, que en el caso de la Unión de Marchantes en Movimiento es de 15 mil pesos.

Sofía Trejo dijo que hay inconformidad entre el resto de las agrupaciones distintas a las de Rosete.

La inconformidad es por el pago para realizar el proyecto de Protección Civil, pues dijo que se les anunció “de bote pronto”.

Pero también por el favoritismo que se ha mostrado hacia la diputada del PT, subrayó.

Imprimir artículo Síguenos en Google News

Post más visitados en los últimos 7 días